Historia de las mini-faldas

La mini-falda: una prenda que causó un revuelo sin precedentes…

En el mundo siempre han existido personas que aman llamar la atención, y romper las reglas de la sociedad. Algunas, incluso, han llegado a influir de alguna manera en el desarrollo de la civilización. Tal es el caso de la aparición de la mini-falda en 1962, un evento que causó un revuelo sin precedentes.

En aquella época la moda era muy conservadora, por lo que las chicas que lucieron esta primeras minis, sin duda provocaron más de un accidente en las calles. ¡A los conductores literalmente se les torcía el cuello!

Mary Quant fue la creadora de esta extravagante falda, que hoy en día no es más que un trozo de tela. De hecho, en aquel entonces, los críticos expresaron que para la creación de esta falda se invirtió menos material que el necesario para un pañuelo de la época victoriana.

Sin embargo, la mini-falda no fue creada con el fin de volver locos a los hombres, o para resaltar la belleza de las piernas femeninas. Mary Quant argumentó que su idea surgió para ayudar a las mujeres, pues una falda corta era mucho más cómoda para viajar en autobús.

¿Qué podemos decir a esto? ¡Pues que creemos en su palabra! Cabe señalar que la Sra. Marie pasó a la historia del mundo de la moda no sólo por su mini-falda. A su autoría pertenecen los pantalones cortos, los cuellos blancos para las blusas y las medias de colores. Los rumores dicen que los críticos llegaron a comparar a la diseñadora con íconos de la moda como Christian Dior y Coco Chanel. Por cierto, Coco no apreció mucho a la mini, por razones estéticas.

Aunque las mujeres estaban encantadas con la innovación, la mini-falda tuvo que enfrentarse a una dura resistencia de los ciudadanos más conservadores: Las instituciones públicas establecieron una prohibición oficial para la misma, e incluso, el Vaticano fijó su mirada molesta en esta pequeña prenda de vestir. Tuvieron que pasar algunos años antes de que esta ola de protestas comenzara a disminuir.

Se cree que este cambio en la opinión pública se produjo después que la mini-falda fuera vista en una persona importante: Jacqueline Kennedy. Y ese fue solo el comienzo… Muchas mujeres y modelos comenzaron a asistir a eventos sociales con esta provocativa prenda. Ten en cuenta que este tipo de comportamiento se consideraba muy audaz.

Por cierto, Mary Quant llamó a su falda Mini, en honor al automóvil inglés de igual nombre. La mujer sentía una gran debilidad por este auto, e incluso fue invitada a trabajar en el diseño interior de la máquina. Los coches con el interior decorado por Mary, salieron a la venta en la cantidad de alrededor de 2 mil ejemplares…

¡Esa fue la historia de las mini-faldas! Ahora ya sabes de dónde vienen estas pequeñas prendas tan populares hoy día, y por qué se llaman así. ¿Tú qué crees? ¿Las mini-faldas son realmente convenientes para viajar en autobús? Comparte tu opinión con tus amigos en las redes sociales…