Exageraciones de la cirugía plástica

Buscando la perfección, le extrajeron todos sus dientes. ¡Ahora su look impresiona a todos!

La moda de la cirugía plástica en América Latina ya cuenta con más de una década. Muchas chicas viven meses a la espera de la siguiente operación. Algunas, en su búsqueda de la perfección, incluso, llegaron a desarrollar… ¡la adicción a las cirugías plásticas!

Una y otra vez, estas representantes del sexo bello se enfrentan al bisturí, dando un paso tras otro en el camino de obtener tan deseado «cuerpo perfecto». Las jóvenes transforman su cuerpo, usando metódicas que, a ti y a mí, parecerían terriblemente salvajes.

Aleria Avendaño, una modelo de 26 años de edad, es el personaje principal de este artículo. ¡La historia de su transformación es capaz de sorprender a muchos, pero la misma chica opina que, con esto, casi ha llegado a la perfección!

En su búsqueda de la belleza, Aleria ha pasado por dos decenas de operaciones. Aumento de los senos, el cambio de la forma del busto y la liposucción — son sólo una pequeña parte de su «historial».

En el camino hacia el podio, la chica tuvo que decir adiós… a un par de costillas. Este paso le permitió a la belleza obtener una cintura extra fina. ¿Creen que eso fue el final? ¡En absoluto! Lejos de conformarse, desenfrenada Aleria ya no podía detenerse…

¿Qué chica exitosa latinoamericana no soñaría con aumentar su quinto punto quirúrgicamente? Por supuesto, tales bellas formas atraen la atención desde los primeros tiempos de la humanidad, pero Aleria claramente se pasó de la raya!

La más impresionante, sin embargo, es la lista de las operaciones en la cara, que enfrentó la chica. Las cejas, la frente y el cuello, en su totalidad, sintieron el arte y el poder de la cirugía plástica.

¡Entre otras cosas, a la pobrecita, le fueron sacados todos los dientes! La modelo decidió que la sonrisa cerámica se verá mejor que natural. Los médicos, por su puesto, no se opusieron. Como se suele decir, cualquier capricho — por su dinero…

Seis años transcurridos, encerrada dentro de un corsé, finalizan orgánicamente la lista de transformaciones del cuerpo de Aleria. Ahora su cuerpo presenta una cintura que puede ser abarcada… prácticamente con dos palmas de la mano. Los problemas femeninos, adquiridos debido a la transformación, a la modelo no le preocupan.

Lo curioso del caso, es que Aleria cree sinceramente que casi ha alcanzado el cuerpo ideal. Detenerse a la mitad del camino, por supuesto, no entra en sus planes.

No por gusto nuestros antepasados ​​solían decir que la belleza requiere de sacrificios. Y tú, ¿qué opinas sobre la transformación de Aleria? ¡Comparte este artículo con tus amistades, para que también dejen su opinión sobre el tema!