El perro salvó al chico enfermo

La despertó el frenético ladrido de su perro. Cuando entró en la habitación de su hijo…

La familia Nuttall, de la ciudad estadounidense de Glendale, a simple vista no se diferencia en nada de las demás familias. Está compuesta por una pareja amorosa y su adorado hijo de 7 años de edad, llamado Lucas. No obstante, la familia vive asediada constantemente por una amenaza invisible…

Desde que era un bebé, Lucas fue diagnosticado con diabetes tipo 1. Sus padres deben chequearle su nivel de azúcar en la sangre cada pocas horas, pues si esta cifra varía más allá de la norma… ¡El niño puede morir!

Los padres de Lucas afrontan la salud de su hijo con una actitud muy responsable y regularmente le hacen las pruebas necesarias. Sin embargo, nadie nunca imaginó que precisamente Jedi, el perro de la casa, iba a convertirse en el héroe de esta historia.

Una noche, mientras la familia dormía, Jedi percibió que algo iba mal con el niño. El perro al instante corrió a la habitación de los padres y, frenéticamente, los despertó.

Jedi, muy impaciente, hacía lo imposible para llamar la atención de sus dueños hacia la habitación del chico.

Al entrar en la habitación del niño, sus padres solo vieron a Lucas dormir tranquilamente. Aparentemente, nada indicaba que su salud estuviera en peligro. Pero los preocupados padres decidieron, por si acaso, comprobar el nivel de azúcar en sangre del niño.

«Cuando vi la lectura del dispositivo, casi me desmayo. Los resultados mostraban un valor de 57 divisiones, mientras el nivel de azúcar no debe caer por debajo de 70», — comenta Dorrie Nuttall.

Rápidamente le aplicaron una inyección de insulina para salvarle la vida, logrando que todo volviera a la normalidad. Si el perro no los hubiera despertado a tiempo, puede que Lucas nunca hubiera vuelto a ver la luz del día…

Los perros poseen un agudo sentido del olfato y son capaces de detectar cambios que para el humano suelen pasar desapercibidos. Existen varias sociedades que entrenan perros de asistencia, para que sean capaces de alertar ante alguna anomalía como los cambios en el nivel de azúcar en sangre o una crisis de epilepsia. De cualquier forma, su ayuda puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Comparte esta impresionante historia con tus amigos, para que conozcan como Jedi, la mascota de la casa, fue capaz de salvarle la vida a su pequeño dueño, enfermo de diabetes.