Dos pajaritos bebieron de su taza

Dos pequeños colibríes bebieron de su vaso. 3 segundos después, ¡verás una imagen encantadora!

Es imposible que no sonrías al ver estos dos diminutos colibríes. A pesar de su pequeño tamaño, estas hermosas aves son extremadamente valientes y tienen un temperamento muy vivaz. Sus patas son muy débiles, y prácticamente no son aptos para caminar en la tierra, por lo que pasan la mayor parte de su vida en el aire.

Si me pides que los resuma en una palabra, esa palabra sería «Velocidad». Gracias a la veloz frecuencia con que baten sus diminutas alas, los colibríes pueden realizar sus intrépidas maniobras aéreas. ¡La verdad es que son increíbles!

Los colibríes pueden mantener su posición en un mismo lugar, como si de un helicóptero se tratase. Además son las únicas aves capaces de moverse hacia atrás en pleno vuelo. Sin embargo, para poder mantener ese estilo de movimiento constante, estos pequeños necesitan una gran cantidad de energía, y su gasto energético es equiparable a una mecha de pólvora. Cada día, un colibrí debe comer el equivalente a su propio peso.

El hombre que tomó este video, logró capturar el momento en que un colibrí se alimentaba. En una taza pequeña mezcló azúcar en agua, en una proporción de 1:3, y fue al encuentro de estas aves. Poco después, varios pequeños pajaritos se le acercaron, un poco desconfiados.

Francamente, nunca había visto una escena como esta. Creía que solo era posible en los dibujos animados infantiles. No solo es hermoso observar a estos pajarillos, revoloteando a su alrededor, con una increíble música de fondo… Este espectáculo, extraordinario y único, será difícil de olvidar para cualquiera que vea este video.

Compártelo con tus amigos, ellos estarán encantados con estas imágenes que parecen salidas de un cuento de hadas.