Consejos para construir un matrimonio feliz

15 maravillosos consejos para construir y conservar una relación de pareja feliz.

Uno de los sentimientos más extraordinarios que un ser humano puede concebir es el amor de pareja. La sensación que provoca el haber encontrado al amor de tu vida no es comparable con ninguna otra, pero en no pocas ocasiones la felicidad se acaba porque no somos capaces de cuidar uno del otro o sencillamente no nos dedicamos a ejercer prácticas que nos unan aún más a la persona que amamos.

Quepasada.cc te presenta 15 sencillos hábitos que harán de tu hogar un paraíso donde el amor se solidifique y aumente generando una saludable y armoniosa relación de pareja.

1. Irse a la cama juntos.
Con este acto priorizas tu relación por encima de las demás actividades y necesidades. Es el momento apropiado para la comunicación, el contacto y el deseo sexual, que no tendrá lugar si uno de los dos llega a la cama cuando el otro ya está dormido.

2. Dedicar al menos una hora a la semana para estar juntos y solos.
Se hace frecuente que con el pasar del tiempo las parejas le pierdan importancia al tiempo de estar a solas y lo empleen en atender otros deberes y compromisos. Aunque la vida de ambos esté muy ocupada, es de vital importancia que dediquen por lo menos una hora semanal para hacer algo que sea de disfrute común entre ambos. Pasar tiempo unidos y a solas fortalece los lazos y resucita la emoción del amor con el que se inició la relación.

3. Conversar antes de dormir.
En vez de adormecerse los dos frente al televisor, intenten iniciar algún tema agradable de conversación. Está demostrado que los instantes antes de apagar la luz, son fundamentales para la intimidad. Es el momento perfecto para deshacerse de las preocupaciones y el estrés del día y conseguir aproximarse al otro para compartir los problemas, conversar acerca de alguna curiosidad o enterarse de lo que le pasó en su día.

4. Siempre darse un beso de buenas noches.
Es un gesto muy lindo, aunque puede no parecer muy significativo, pero fortalece grandemente la unión de amor que hay entre los dos. Al besarse antes de dormir, sus cuerpos perpetúan el por qué están unidos, y sus cerebros se van a reposar con el gesto más amoroso y bello del día por parte de su pareja.

5. Saludarse con un beso en la boca cada vez que se encuentren.
Al igual que lo anteriormente dicho, este beso contribuye a reforzar tu vínculo de pareja y le recuerda a todo tu ser que amas a ese hombre o a esa mujer.

6. Abrazarse más.
Ese contacto físico entre la pareja es fundamental para conservar viva la fuerza del amor entre ambos. Cuando te abrazas a él o ella, reduces la distancia y creas un espacio de refugio y contención; de esta manera le estás comunicando a tu amor: «te estoy protegiendo, y me estás protegiendo», «si permanecemos juntos, nada puede vencernos». Estar seguro de que al final del día se reencontrarán con un tierno abrazo, se convierte en una sensación de beneplácito que ambos esperan con ansias.

7. Cultivar el sentido del humor.
Este es precisamente uno de los elementos que demuestra la salud del amor y el nivel de compenetración que hay entre los dos. A parte de compartir sus vidas, asumir responsabilidades juntos, ser amantes, también son amigos. No hay secretos entre el uno y el otro, y cuando sustentan la virtud de reír juntos (incluso de sí mismos), están creando un hábito de privacidad y camaradería muy sano.

8. Escucharse para entender, no para responder.
Cuando cuestiones o argumentes con tu pareja, no «busques sus flaquezas», no enfoques tu razonamiento en cómo reafirmar que tienes la razón. Lo importante no es imponerte, sino consolidar la relación. Escucha para comprenderlo, intenta, por embarazosa que sea la situación, ponerte en su lugar, y pídele que haga lo mismo cuando tu expresas tus razones. Practicar la escucha empática en la pareja, mejora sustancialmente los lazos de confianza y comunicación.

9. Mantener el principio de buena fe.
No des lugar a impresiones de que él o ella hace algo para lastimarte. Si estás en una discusión considerando que tu pareja quiere herirte o hacerte daño de manera deliberada, estás abandonando el principio de buena fe y asumiendo una actitud de pelea, no de conciliación. Si el medio de relación de una pareja es el amor, ninguno de los dos actuará para lastimar deliberadamente al otro.

10. Hablar de sexo.
Si con tu pareja no tocas el tema del sexo, ¿entonces con quién lo harás? En muchas personas este tema se traduce en un tabú y por demás dentro de muchas relaciones, pero no hay nada más sensato y saludable que tomar el tema y hablar de él. Además de provocar un acercamiento íntimo y crear un clima excitante y sensual, hablar de sexo les permitirá a ambos opinar sobre sus gustos y necesidades en un marco de confianza y amor. La sexualidad es muy importante porque es uno de los parámetros centrales del vínculo amoroso y como todos los aspectos de una relación, es necesario cuidarlo, cultivarlo y hacerlo dinámico para no entrar en una monotonía que lo deteriore y al final lo destruya.

11. Perdonar de corazón.
Cuando perdones un error, hazlo de forma sincera. Imagina que tu corazón funciona como una máquina y, al decir la palabra «perdón», estás vaciando la papelera de reciclaje. Después de manifestada esta palabra, toda ofensa o daño que hayas perdonado será eliminado inmediatamente, y no encontrarás rastro alguno de esos registros dañinos ni con la ayuda de un hacker. Deja pasar estos incidentes y nunca los uses en futuras discusiones.

12. Siempre tener un proyecto juntos.
Realizar algún proyecto juntos es una excelente forma de renovar y crear vínculos nuevos y mantener vivos y fuertes los ya existentes. No en pocas ocasiones las parejas se consolidan cuando inician importantes proyectos como contraer matrimonio o concebir hijos, pero, una vez que estos planes ya están en marcha, a veces se olvidan de generar nuevas expectativas y caen en la monotonía. Existen también otras opciones como: hacer planes sencillos, una colección, probar cocinar en pareja, hacer ejercicios… Cualquier iniciativa vale para que tu pareja y tú inicien nuevos caminos juntos.

13. Llamarse durante el día.
Esto no es complicado, pero sí muy poderoso. Cuando llamas o envías un mensaje o simplemente timbras a tu pareja en el transcurso del día, le estás indicando: «pienso en ti, aunque no estés a mi lado ahora»«te necesito tanto».

14. Darse espacio personal.
Así como es importante estar juntos, también es importante generar un espacio personal respetado por ambos, donde sean libres de fomentar gustos personales o simplemente compartir con amigos o familia, sin que su pareja esté presente. Que él o ella salga a ver a una persona muy allegada una tarde, un indicio de que llevan una vida saludable, es precisamente que uno de los dos vaya a dar un paseo a solas sin la desconfianza del otro. Tener independencia es saludable y también necesario.

15. Resolver sus conflictos fuera de las discusiones.
Es muy común que muchas parejas solo ventilan sus problemas a través de discusiones. Aclarar las cosas, evitando estas tensas situaciones, ayuda a que las discordancias se solucionen completamente y de manera más efectiva.

Pon en práctica estos importantes consejos, haz que se conviertan en tus hábitos cotidianos, y verás como en poco tiempo tu vida de pareja florecerá, con lazos del amor fuertes y sanos. Toda iniciativa que tomes en favor de fortalecer la unión de pareja es bienvenida. Comparte con tus amigos y familia estos valiosos 15 hábitos cotidianos para conservar el amor en pareja.