Condiciones extremas en Kamchatka

Esta foto fue tomada justo antes de acostarse. Mirando por la ventana por la mañana, yo no creía en mis ojos…

Apenas se hizo frío y se puso a nevar, y ¿ya no dejas de quejarte del clima? Entonces, debes recordar que en este mundo todo es relativo. Hazles esta pregunta a los residentes de Kamchatka, Rusia: ¿Qué es, en realidad, un «mal tiempo»?

La verdad es que tal fenómeno natural para los lugareños es un acontecimiento bastante común. Después de todo, estas personas en el invierno, casi a diario, se enfrentan a fuertes nevadas ¡y gra-a-andes montones de nieve!

Esto son solo floresitas: una noche tranquila de nevada, anticipando el sueño.

Por la mañana: «¡Espera! ¿Y mi coche? ¡Juro, que lo había dejado ahí!»

Estas nevadas — un fenómeno común en la zona.

¿Quién más puede presumir de que tiene la oportunidad de salir a la calle en un tobogán de nieve desde el tercer piso?

Incluso, si te las arreglaste para salir de casa y encontrar tu propio coche, eso aún no es una garantía de que seas capaz de poder ir a alguna parte.

A decir verdad, aquí las personas se enfrentan con el reto diario, para simplemente llevar sus hijos a la escuela.

En tales circunstancias, es prácticamente imposible conducir por la ciudad.

Incluso un viaje a una distancia corta, puede tomar varias horas.

Y esta situación se repite anualmente. Una gran influencia en el clima local ejerce la cercanía de las montañas.

Este barre nieve gigante luce pequeño, en comparación con los bancos de nieve de los alrededores.

El espesor de la nieve en Kamchatka rompe los registros diarios.

Pero trata de imaginarte el momento en que todo esto comience a derretirse.

Lo que era nieve se convierte en agua y da lugar a inundaciones.

Los bancos gigantescos de nieve se derriten lentamente e inundan las calles.

¿Tal vez, te entraron deseos de conocer estas condiciones extremas? Pues, ¡bienvenido!

Sin embargo, para los habitantes de Kamchatka, tales condiciones del tiempo son un fenómeno perfectamente normal y habitual. Gracias a la ubicación geográfica, las espectaculares nevadas se producen aquí anualmente. En el invierno, por así decirlo, la gente entran «en un estado de hibernación», porque a menudo, quedan privados de la posibilidad de salir de la casa. Desplazarse en coche en la ciudad, en estas condiciones, ¡es un caso verdaderamente extremo!

Cuéntales acerca de esta increíble «tierra nevada» a aquellos amigos que constantemente se quejan del clima y el tiempo, ¡hazles apreciar la diferencia!