Cómo darle utilidad a suéter viejo

Ahora sé qué hacer con mi viejo suéter… ¡Lo convertiré en unas zapatillas maravillosas!

A todos los amantes de la artesanía que gustan de crear cosas extraordinarias a partir de materiales simples, aquí llega esta idea muy tentadora… Coser zapatillas de suéter que ya está en desuso, es una tarea rápida y fácil. Si te gusta y te entretiene la labor de la artesanía, si quieres crear algo original y único, y lo que es más importante — útil, entonces ¡llegaste al lugar correcto!

¡Qué pasada! te propone esta ingeniosa solución que garantizará que ya no sientas más el frío en tus pies, estando en casa. Lo que tienes que hacer es echar un vistazo a tu armario, a ver si tienes ahí algún suéter viejo que ya no estás usando. Si es así, entonces alégrate, muy pronto tendrás un nuevo par de zapatillas para el hogar, hechas con tus propias manos.

Cómo hacer zapatillas de suéter viejo

Necesitarás:

  • suéter en desuso,
  • fieltros (20 cm x 30 cm) o plantillas ya hechas,
  • hoja de cartón, formato A4,
  • lápiz,
  • tijeras,
  • cinta adhesiva de doble cara,
  • aguja e hilo,
  • tiza de sastre,
  • máquina de coser.

Elaboración:

1. Es más fácil y más barato comprar plantillas ya hechas. De lo contrario, podrás confeccionarlas fácilmente de fieltro. Primeramente, dibuja con el lápiz el contorno del pie sobre el cartón.

2. Luego, recorta la plantilla de cartón.

3. Como puedes ver, ¡el siguiente paso es muy sencillo!

4. Necesitarás 2 pares de plantillas, para confeccionar un par de zapatillas de hogar.

5. Ahora le toca al suéter. Coloca la plantilla de cartón sobre el tejido y no olvides de dejar la sangría de 3 cm. Traza el contorno para ambos pies y luego corta por las líneas.

6. Pega la cinta adhesiva de doble cara a la primera plantilla y únela a la parte frontal de la tela.

7. Haz lo mismo con la otra plantilla duplicada y pégala al lado opuesto de la tela. Es necesario que los bordes de las plantillas de fieltro coincidan.

8. Ahora procede a coser las plantillas y la tela. Puedes también hacerlo a mano, aunque la máquina de coser definitivamente te ahorrará tiempo y trabajo.

9. El siguiente paso es elaborar la parte superior de los zapatos. Para ello, mide unos 13 cm desde el puño de la manga, y córtalo. Cóselo por el puño y redondéalo, recortando las esquinas laterales opuestas (similar a un gorrito), como se muestra en la figura.

10. Ya tienes en tus manos las plantillas preparadas con sus partes superiores correspondientes. Ahora llegó el momento más emocionante – ¡unir las piezas elaboradas!

11. Coloca el gorro de la pieza superior sobre la parte frontal de la plantilla cosida. Sus puntas deben coincidir. Haz un punto de costura en el lugar de unión.

12. Luego tienes que desplazar la parte superior (el gorrito) unos 3 cm hacia atrás, y procede a coser las esquinas con los márgenes laterales de la plantilla. Haz varios puntos ahí, como se muestra en la foto.

13. Cose en rondo ambas piezas, moviéndote de izquierda a derecha, recogiendo de manera uniforme la tela sobrante alrededor de las plantillas. Gracias a los puntos de refuerzo ya hechos, será muy fácil de hacerlo.

14. Vira al revés la estructura resultante, de forma que los bordes y las costuras quedaran hacia el interior de la zapatilla. Luego procede a hacer dos cortes a ambos lados del talón, finalizándolos a pocos milímetros de la plantilla.

15. Para hacer el talón de la zapatilla, usarás las tres partes de tela que se formaron tras el recorte. Luego de coserlas, según la imagen, deben quedar dos costuras verticales.

16. Por último — las solapas de las zapatillas. Corta el borde inferior del suéter, de forma que el ancho de la tira sea de aproximadamente 5 cm. Corta la tira en dos partes. Asegúrala con la cinta adhesiva, como se muestra en la foto. Envuelve la tira resultante alrededor del borde de la zapatilla, asegúrala con el pegamento y algunos puntos de costura. Procede hacer lo mismo con la segunda tira, aplicándola al segundo borde de la zapatilla. ¡Hecho!

17. ¡Las zapatillas quedaron muy calentitas y acogedoras!

Con estas adorables zapatillas caseras, ¡siempre podrás tener tus pies calientes durante los días fríos! Regalando nueva vida a un suéter viejo, confeccionaste con tus propias manos unas zapatillas de hogar, originales y cómodas.

De seguro, tus amigos también quedarán encantados con esta idea ingeniosa de hacer zapatillas con manos propias. ¡Así que no dudes de compartir con ellos este post!