Cómo se protejían nuestros antepasados

Condones de los intestinos de los animales y otras formas de anticoncepción en el Mundo Antiguo.

Ahora los condones se puede adquirir en casi cualquier tienda. Pero este es un producto relativamente moderno. Entonces, surge la pregunta: ¿cómo la gente se protegían en el pasado distante?

La redacción de ¡Qué pasada! decidió averiguar cómo nuestros antepasados prevenían los embarazos no deseados. ¡Resultó que de las más diversas maneras!

Condones más antiguos
Se cree que los primeros preservativos surgieron decenas de miles de años atrás! Así, en una de las cuevas de Francia se conservan pinturas en la roca que muestran el proceso de uso del anticonceptivo.

Pero el preservativo más antiguo existente, se encuentra en la ciudad sueca de Lund y data de 1640. Fue elaborado de la membrana intestinal de una oveja.

Anillos de bronce
En el Mundo Antiguo, la anticoncepción, por lo general, recaía sobre los hombros de las mujeres. Así en la antigua Roma, eran muy comunes los pesarios de bronce. Se utilizaban para bloquear el cuello del útero, impidiendo físicamente el acceso de los espermatozoides hacia el óvulo.

Pesarios de estiércol de cocodrilo
Los antiguos escritos egipcios que datan de 1859 aC también describen el uso de los pesarios. Solo que la composición de éstos era muy original. ¡Estaban hechos de una mezcla de miel, tiza y… heces de cocodrilo!

A pesar de que los medios descritos ahora parecen un salvajismo, pero la lógica de su uso es bastante comprensible. El hecho es que las heces de cocodrilo tienen propiedades alcalinas, al igual que los espermicidas modernas.

Condones femeninos
Algunos historiadores creen que en los tiempos de la antigua Grecia, los condones femeninos fueron muy comunes. En calidad de prueba, citan la leyenda del rey Midas.

La leyenda dice que sobre el rey fue echada una maldición, por lo que su esperma estaba llena de serpientes y escorpiones. Y con el fin de proteger a su compañera, el rey hizo el condón femenino de la vejiga de una cabra.

Tintura de mercurio
No todos los métodos de prevención eran seguros para las mujeres. ¡Así en la antigua China, las prostitutas usaban el jarabe a base de plomo y mercurio! Por supuesto, su objetivo lo lograban, pero al final, les esperaba un montón de otros problemas, desde la insuficiencia renal hasta la muerte…

Hierbas abortivas
En Rusia, para eliminar los embarazos no deseados, las mujeres a menudo recurrían a la ayuda de las hierbas. Así la decocción concentrada hierbas abortivas, consumida en las primeras etapas del embarazo, conllevaba al aborto espontáneo.

Talismanes medievales
Además de los remedios realmente eficaces, las mujeres también recurrían a diversos rituales. Así en la Edad Media, se hizo muy común el mito que decía que el embarazo podía ser evitado, si hacia el lado interno del muslo de la mujer amarrar los testículos del tejón… A la vez, la mujer también tenía que llevar un amuleto de los huesos de este animal.

Tintura de los testículos de castor
Los colonos canadienses en el siglo XVI utilizaban una receta original para prevenir el embarazo. ¡Mujeres bebían la infusión de alcohol, preparada a base de testículos disecados de un castor!

¡Qué es lo que no probaron nuestros antepasados, con tal de evitar un embarazo no deseado! Y si te pareció interesante este artículo, comparte nuevos conocimientos con tus amigos de las redes sociales.