Cómo se hace snickers

Toda la verdad sobre tu barrita favorita. ¡Preferería no saber cómo la hacen!

Tal vez, entre todos los dulces de producción a gran escala, las barras «Snickers» son las que, sin duda, ocupan el primer lugar en cuanto a la popularidad. No voy a ocultarlo, a mi también me gustan estas deliciosas barritas de chocolate! Y como soy una persona muy curiosa y exigente con lo que llevo a la boca, quise averiguar acerca de todos las sutilezas de cocinar estos barras.

Es muy extraño, pero prácticamente no existen videos en la web que mostraran el proceso de producción de «Snickers». Fue posible encontrar sólo un viejo documental del canal Discovery, y no de la mejor calidad. Entonces, ¿por qué la compañía ha mantenido en secreto el video del proceso productivo de las famosas barritas?

Probablemente, los mercaderes consideraron «poco apetitoso» el proceso de elaboración de las barras, por lo que decidieron no decepcionar por gusto a los clientes. ¡Pero en vano, porque la tecnología es muy interesante!

Como todos recordamos de la publicidad de los años 90, «Snickers» están conformados por turrón, caramelo, maní y una gruesa capa de chocolate. Pero, ¿cómo se convierten todos estos ingredientes en una golosina favorita de muchos?

La producción de «Snickers» comienza con la preparación del turrón. Se elabora a base de mezcla de jarabe de maíz, azúcar y claras de huevo, batidos hasta conformar una masa vaporosa.

A continuación, el turrón se mezcla con cacahuetes triturados y mantequilla de maní, que aportan un sabor especial a la golosina.

Luego, toda esta masa se precalienta a una temperatura de 165ºC, acto seguido, entra en una unidad, donde pasa a través de rollos metálicos helados.

Debido a la gran diferencia de temperaturas, el turrón forma una corteza dura y no se desparrama, a la vez, sigue siendo flexible. Después, continua moviéndose a lo largo del transportador de acero inoxidable.

En el otro departamento de la fábrica, los cacahuetes tostados se mezclan con caramelo suave. La masa resultante también pasa a través de los rodillos de enfriamiento, que forman una capa del espesor necesario.

¡Una sola fábrica en Chicago procesa 99 toneladas de cacahuetes al día, para la producción de «Snickers»!

Inmediatamente después de pasar por los rodillos, cacahuetes con caramelo son colocados en la parte superior del turrón. Luego, el «sandwich» resultante pasa por un refrigerador especial.

Después de enfriar, el turrón con caramelo y cacahuetes se corta primero en tiras largas y finas, y luego en trozos pequeños, que pronto se convertirán en una barra.

Ahora a los «Snickers» los espera la etapa final de la preparación. ¡Las barras pasan a través de una «cascada» del chocolate, que deja la barra cubierta de glaseado!

Para más detalles, puedes ver todo el proceso de elaboración en el video de Discovery Channel.

A propósito, la historia de las barras de «Snickers» comenzó en el lejano 1923, cuando fueron preparadas por primera vez por el confitero americano Franklin Mars (sí, es precisamente en su honor fueron nombradas las otras famosas barritas — «Mars»). Sin embargo, la producción en serie de «Snickers» comenzó sólo 7 años más tarde.

En inglés, «snickers» significa «risa». Era el nombre del caballo favorito de la familia Mars, en cuyo honor Franklin nombró su nueva delicia!

Y al final, unas pocas palabras sobre el contenido calórico y la composición química de las barras. Una barra de chocolate estándar de 55 gramos contiene 27,5 gramos de azúcar, ¡que es más de la mitad de su peso!

¡Además, «Snickers» se compone de 27,9% de grasas, y su valor calórico es de 507 kcal por cada 100 gramos! Esto significa que no debes abusar de estos dulces. La barra está contraindicada en diabéticos, personas con sobrepeso, y los que tienen diátesis y alergias a sus ingredientes.

Ahora ya conoces todos los secretos de la preparación de los «Snickers» y puedes decidir por ti mismo, si vale la pena consumirlo y en qué cantidades. Y no te olvides de informar a tus amigos de este asunto. ¡De seguro, te estarán agradecidos! ¡Tal vez, incluso, se animen a preparar «Snikers» en casa!