Cómo prevenir la demencia

¡No le abras la puerta de tu vida a la demencia! Comienza a entrenar tu cuerpo y tu mente desde ya…

La mayoría de las personas suele temerle a la muerte, pero más aun a perder las riendas de sus facultades mentales. Las personas le temen a la demencia. Esta es una patología que engloba muchas enfermedades degenerativas, tales como: la enfermedad de Huntington, la demencia vascular o la enfermedad de Alzheimer. Esta última, probablemente la más común, tiene una prevalencia de aproximadamente el 60-80% de los casos.

Muchas veces, las personas, tal vez por miedo, tal vez por desconocimiento, no acuden de inmediato al médico, para recibir un diagnóstico y determinar un tratamiento. Aunque es cierto que, a veces, no hay nada que podamos hacer, existen muchos factores prevenibles, que bien valdría conocer:

Los factores de riesgo que se pueden controlar:

  • Mala alimentación y falta de vitaminas
  • Uso de medicación descontrolada
  • Deterioro de la función tiroidea
  • Riesgos cardiovasculares como colesterol alto, presión arterial alta y diabetes
  • Fumar
  • Baja actividad física
  • Consumo de alcohol
  • Heridas en la cabeza
  • Existe una serie de medidas que sí podemos tomar para prevenir la aparición de los síntomas de la demencia.
  • Continúa con nosotros y las conocerás…

9 maneras de prevenir la demencia

1. Toma vitamina D

Muchos estudios científicos han confirmado la relación entre los niveles bajos de vitamina D y el deterioro cognitivo, un paso previo a la aparición de la demencia. La vitamina D podría prevenir este hecho. Una dosis de sol diaria es suficiente para fijar esta vitamina, pero si te es imposible, sobre todo en los meses de invierno, puedes ingerir un suplemento.

2. Estimula tu cerebro

¡No te imaginas los beneficios que trae plantearle desafíos a tu cerebro, de forma regular! Se ha demostrado que las personas de edad avanzada bilingües son capaces de retrasar en casi cinco años el inicio de los síntomas de la demencia, en comparación con aquellos que solo hablan un idioma. Resolver crucigramas de forma regular, también es efectivo para retrasar, entre 2 y 5 años, la aparición de la pérdida de memoria.

3. Mantente físicamente activo

Una de las maneras más eficaces para fortalecer el sistema vascular, es mantenerse activo. 30 minutos diarios de actividad física moderada son suficientes para tener la salud al día. ¡Esta es la mejor medicina preventiva que existe!

4. Controla tu ingesta de alcohol

Si bebes alcohol en exceso, el riesgo de desarrollar una demencia aumenta considerablemente, comparado con aquellos que no beben, o lo consumen en cantidades moderadas. El control de la ingesta de alcohol ayuda a prevenir numerosos problemas de salud, incluyendo la pérdida de las facultades mentales.

5. Evita las lesiones en la cabeza

¡Cuando montes bicicleta, o cualquier vehículo similar, usa un casco protector! Aunque parezca muy simple, esta es una medida muy importante para proteger el cerebro de posibles daños. Lo mismo va para cuando hagas cualquier actividad peligrosa.

6. Socializa con los demás

Ser sociable con otras personas es una buena manera de protegerte del aislamiento. La amistad es una gran medicina para el alma, y por ende, para la salud en general.

7. Toma vitamina B

Las vitaminas del complejo B son muy útiles para reducir los niveles de homocisteína o HC. Esta molécula suele ser muy dañina para el sistema vascular, lo que se traduce en el aumento del riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular u otros problemas vasculares.

8. Deja de fumar

El cerebro no escapa a los efectos nocivos del tabaco. Se ha demostrado que los fumadores activos, e incluso los pasivos, tienen un riesgo un 45% mayor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, en comparación con los no fumadores. ¡Dejar de fumar podría marcar la diferencia!

9. Controla tus números

Realízate chequeos frecuentes de presión arterial, colesterol y peso. Conocer tus números te ayudará a identificar cuando algo va mal con tu organismo. Después de todo, el sistema cardiovascular y el metabolismo son algunos de los indicadores más importantes de la demencia.

Por último: ¡Nunca es tarde para aprender cosas nuevas! Esta es una muy buena manera de mantener la salud del cerebro.

Protege tu mente de la depresión, la apatía y la dificultad para recordar las conversaciones, nombres etc. ¡Dile adiós a la demencia! Y no olvides compartir estos útiles consejos con tus amigos…