Cómo luciría Michael Jackson sin cirugías

Así se vería Michael Jackson, si no hubiera pasado por las manos de un cirujano plástico. ¡Totalmente distinto!

Michael Jackson, El Rey del Pop, nos dijo adiós demasiado pronto, a la edad de 50 años. Su muerte fue una tragedia para muchas personas en el planeta, y no es para menos… ¡Tanto talento no podía menos que atraer multitudes!

Michael nació en una familia numerosa. Durante su infancia y adolescencia, fue un chico negro bastante guapo, como lo evidencian las numerosas fotografías y grabaciones de la legendaria agrupación «The Jackson 5», conformada por él y sus hermanos.

Sin embargo, desde mediados de la década de 1980, la apariencia de M. Jackson comenzó a sufrir cambios dramáticos. El intérprete sufría de una forma grave de lupus y vitíligo, por lo que su piel mostraba constantemente signos de despigmentación.

Por aquel entonces, se corrían rumores de que Michael se había blanqueado su piel por medio de drogas especializadas, o incluso quirúrgicamente, con la intención de lucir lo más europeo posible. De hecho, algunos críticos no excluían la posibilidad de que Jackson se hubiera trasplantado totalmente la piel de un hombre blanco, a pesar de que eso era prácticamente imposible.

En 1993, en una entrevista con Oprah Winfrey, el cantante admitió por primera vez, ante su multimillonaria audiencia, que su piel jamás había sido blanqueada, y que si lucía así, era debido a la progresividad del vitíligo y el lupus, por lo que frecuentemente tenía que aplicarse maquillaje correctivo.

Eso sí, el público no pudo dejar de notar cómo fueron cambiando los rasgos faciales, especialmente la nariz, del ídolo de millones. La primera cirugía plástica en la nariz, Jackson se la realizó en 1979, después de una caída durante la ejecución de un número de baile bastante exigente.

Para 1990, Michael ya se había realizado cerca de 10 operaciones complejas en la cara, incluyendo varias rinoplastias, el levantamiento de cejas, párpados y pómulos, y la remodelación del mentón.

Para el final de su vida, Jackson había sufrido tantas cirugías plásticas, que su verdadera cara se había perdido en el olvido. En 2009, poco antes de su muerte, el cantante no podía aparecer en público sin una máscara, y solo cuando tristemente se fue, se notó la terrible distorsión de su cara.

Con la ayuda de un programa especial, los científicos han descubierto la manera de modelar la cara del cantante, si no hubiera sufrido ninguna trasformación a sus 50 años. ¡Así se habría visto el rey del pop!

Como se puede ver, el más popular de los jackson, como a cualquier otra celebridad extravagante, fue protagonista de muchas rarezas y peculiaridades, que se reflejaban principalmente en su apariencia. Pero, de todos modos, Michael Jackson se convirtió en una leyenda de la música y en un ídolo de millones, dejando tras de sí, un enorme legado.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales.