Cómo lograr una planta de limón en una maceta

Cómo lograr una planta de limón en una maceta: una guía para todos. ¡Especial para jardineros novatos!

Desde una pequeña semillita de limón ¡puede surgir todo un árbol! Por supuesto, es un proceso gradual. Los jóvenes árboles de limón tardan varios años en dar frutos. Pero, para lograr tu propia planta de limón, ¡solo tienes que sembrar una semilla en una maceta! Este método es adecuado también para el cultivo de otras plantas como el pomelo. ¿A quién no le gustaría tener un verde oasis en casa?, sobre todo, si las plantas las sembraste tú mismo. Recoje las semillas de limón y comienza a plantarlas, para obtener tan exquisitos cítricos. Los limones, por cierto, ¡no son muy exigentes!

1. El primer paso: recoge las semillas y remójalas. Selecciona las semillas más grandes, y no olvides de removerles la capa exterior. Deja las semillas en remojo por unos 6 a 7 días, cambiando el agua diariamente.

2. Una vez preparadas las semillas, ¡puedes plantarlas!

3. Deposita varias piedras en el fondo de la maceta, para crear un drenaje, y rellénala con tierra húmeda. Siembra las semillas con el extremo afilado hacia abajo. Verifica que entre las ellas haya suficiente espacio — unos 5 mm, aproximadamente.

4. Recubre las semillas con las partículas de arena gruesa o guijarros. Asegúrate de rociarlos con agua cada 2 o 3 días: en esta etapa las semillas necesitan suficiente humedad para germinar. Para crear un efecto invernadero que favorezca la germinación intensiva de las semillas, envuelve la maceta en papel de aluminio o polietileno. ¡Ya en una semana tendrás tus primeros brotes!

5. Dentro de 3 a 5 meses, los brotes más fuertes se recomienda transplantarlas a macetas más grandes.

El limón ama la humedad y no es demasiado exigente con la iluminación. Al llegar la primavera, es necesario que recortes algunos gajos de la planta, para estimular su crecimiento y la floración. Llegado el otoño, es posible que las hojas comiencen a caerse, no hay razón para preocuparte. Si quieres que tu árbol de limón de frutas, es necesario que le apliques un injerto. De lo contrario, solo tendrás una planta decorativa, con hermosas flores y un olor acre característico. Pero esto ¡también es un logro!

En primavera y verano, cuando hay calor y tienes condiciones, traslada la planta al aire libre — ¡esto será muy beneficioso para ella! Si esto no es posible, proporciona, al menos, la entrada suficiente del aire fresco a la habitación, donde crece pequeño árbol de limón.

Cultiva la planta de limón a partir de una semilla, siguiendo estos consejos, y sin dudas, ¡tendrás resultados! Inspira con tu ejemplo a tus amigos — comparte con ellos estos valiosos consejos sobre el cultivo de limón en casa.