Compartir

Cómo limpiar la estufa

La limpieza de la estufa es un tema delicado para casi todas las amas de casa. Con cada preparación de la comida, se vuelve cada vez más difícil limpiarla de la vieja suciedad. Además, un equipo tan caro necesita un cuidado adecuado para no estropearse antes de tiempo, ¿verdad?

© Depositphotos

Hoy te contaremos cómo limpiar rápida y fácilmente cualquier estufa sin usar agentes de limpieza costosos y esponjas metálicas que rayen la superficie. Esperamos que esta selección de cinco maravillosas formas de limpiar tu estufa te resulte útil. ¡Comencemos!

CÓMO LIMPIAR LA ESTUFA DE LA SUCIEDAD

1. Vinagre

Con una botella de spray, rocía el vinagre sobre la superficie de la estufa y deja reposar durante 20 minutos. Luego, lava suavemente el vinagre con una esponja húmeda. Si necesitas limpiar una estufa muy sucia, espolvorea bicarbonato de sodio en la superficie y luego rocía vinagre sobre ella. Deje la mezcla limpiadora durante 15-30 minutos y retírala suavemente con una toalla de papel o una esponja húmeda.

2. Toallas

‡агрузка...

Espolvorea bicarbonato de sodio sobre la superficie de la estufa, remoja las toallas en agua tibia con jabón y exprímelas bien. Cubre la encimera con toallas húmedas y déjalas reposar durante 15 minutos. Limpia la estufa de la suciedad con una esponja húmeda.

3. Aceite vegetal

Resulta que el aceite vegetal elimina muy bien la suciedad que queda en la estufa después de cocinar. Satura las toallas de papel con aceite de oliva o aceite de girasol y limpia las superficies sucias. Una esponja húmeda regular y un detergente para lavavajillas te ayudarán a eliminar la grasa restante de la estufa.

4. Soda y peróxido

© Depositphotos

Mientras revuelves constantemente, vierte ¼ de vaso de agua con igual cantidad de peróxido de hidrógeno. Vierte la masa resultante uniformemente sobre la superficie sucia de la estufa y déjala por 15 minutos. Luego, limpia la suciedad con una esponja húmeda o una toalla de papel.

5. Limón con sal

Espolvorea la sal con jugo de limón sobre la suciedad. Deja reposar el producto durante 5-10 minutos y luego retíralo de la estufa con una esponja húmeda.

Para proteger tus manos de daños, irritación y reacciones alérgicas, te recomendamos que utilices guantes de goma. Con estos métodos, tu estufa siempre brillará con pulcritud.

Escríbenos en los comentarios tu opinión y experiencia. ¡Comparte esta útil información con tus amigos!

Загрузка...