Cómo hacer un ventilador con materiales simples

El aire acondicionado es caro y dañino, pero… ¿Cómo sobrevivir el verano sin él? ¡Fácil, prueba ESTO!

¡Ya llegaron los días cálidos del verano! Durante esta época del año, el ventilador es una cosa irremplazable. El aire acondicionado refresca mucho más, pero tiene sus inconvenientes: Consume mucha energía, te confina a un solo lugar de la casa, puede resecar mucho las vías respiratorias…

Entonces, ¿qué hacer para sobrevivir esta temporada? En tal caso, la situación se resuelve con algunos sencillos materiales. Un poco de conocimiento de física sería de gran ayuda, pero bueno… ¡Qué pasada! te lo presenta ya resuelto.

Ahora aprenderás a enfriar el ambiente de tu habitación, con una inversión de tiempo y dinero mínimos. ¡Ah, que delicia!

Cómo hacer un ventilador casero

Vas a necesitar

  • 6 botellas de plástico
  • Una plancha de plástico fina, o una hoja cartón de empaquetado
  • Cuchillo de oficina
  • Cable de amarre
  • Pegamento de silicio
  • 1 ventilador
  • Procedimientos

    1. Toma las botellas.
    2. Corta la parte superior, por la línea de la etiqueta.
    3. Quítale la tapa.
    4. Debes hacer seis de estas mitades.
    5. Toma un cartón o una hoja de plástico. Dibuja un círculo del mismo diámetro que el de las paletas de tu ventilador.
    6. Corta suavemente el círculo por la línea dibujada. ¡Cuidado con los dedos!
    7. Dibuja seis círculos más pequeños sobre el cortado anteriormente, donde estarán sujetadas las botellas. Asegúrate de que estén colocadas simétricamente.
    8. Repasa el borde de cada una de las botellas.
    9. Así, más o menos, deben quedar.
    10. En cada círculo, inserta la parte cortada de la botella, y sujétala desde dentro del conducto, para que no se mueva al pegar.
    11. Pega bien las botellas con pegamento caliente. Puedes usar para eso un pegamento que se caliente sobre una vela o un alumbrador. No es necesario comprar una pistola de pegamento.
    12. Haz dos de estos agujeros entre cada par de botellas, y pasa el cable a través de ellos para atarlos.
    13. Ya está lista la base para ponerla en el ventilador.
    14. Ata fijamente la base a la rejilla del ventilador.
    15. Corta la atadura sobrante.
    16. Esto es lo que obtendrás al final.
    17. El principio de funcionamiento te lo explicaremos a continuación.
    18. La temperatura inicial en la habitación.
    19. Diez segundos después de que el ventilador comience a funcionar.

    Si piensas que es mejor verlo una vez, que leerlo diez veces, observa el siguiente video, donde aparecen las instrucciones detalladas. Esta película está en inglés, pero se puede entender fácilmente sin palabras.

    Como puedes ver, el dispositivo funciona sin problemas. ¡Por supuesto, se necesita más tiempo para bajar la temperatura del aire en la habitación, pero el beneficio de tal invención es innegable!

    Asegúrate de compartir la información de esta sencilla instalación con tus amigos. ¡De seguro quedarán encantados de escapar del agobiante calor del verano!