Cómo hacer un cuadro con manos propias

Muchos suelen colgar cuadros en las paredes… ¡Esta obra artística me inspiró a algo nuevo!

A menudo, después de una reparación, queda una gran cantidad de materiales de construcción u otras cosas que estorban y ocupan espacio. Ni te imaginas, qué bella obra de arte puede salir de estos materiales, aparentemente ya desechables…

Una creativa pareja comparte sus ideas y otros consejos prácticos en este vídeo que trata acerca de la decoración de muebles. ¡Qué pasada! desea compartir contigo estos maravillosos hallazgos.

Resulta que puedes hacer fácilmente un cuadro con tus manos, usando materiales de desecho. Del conjunto de pequeños trozos de madera, se puede crear una decoración increíblemente hermosa para la casa.

¿Cómo hacer un cuadro con tus propias manos?

NECESITARÁS:

  • marco de madera
  • pieza laminada
  • bloques de madera
  • piezas de vidrio transparente de colores variados
  • guirnalda
  • pintura brillante
  • pegamento

FABRICACIÓN:

1. Para iniciar, cubre el marco de madera con pintura brillante.

2. A continuación, instala y fija la parte posterior, para la cual puede servir la pieza laminada, que quedó después de la reparación.

3. Ahora, toma los trozos de madera. Mientras más variadas estén las piezas, más interesante saldrá la imagen. En ausencia de un material adecuado, tales trozos pueden ser cortados manualmente.

4. Con un lápiz, dibuja un área de forma libre en la zona central del futuro cuadro. Deja este lugar vacío por el momento. A continuación, rellena la parte exterior del área central. Usa las piezas de madera, pegándolas a la base. ¡No economices el pegamento!

5. En esta etapa es necesario trabajar duro. Las piezas de madera deben ser moldeadas de tal forma que obtengas una línea curva y suave. Tal vez tengas que darle forma necesaria a algunas de las piezas, para que encajen a la perfección en la imagen deseada.

6. Ahora, a lo largo de las líneas, pega las guirnaldas. ¡Ya se ve mejor!

7. El punto culminante será pegar las brillantes piedras de cristal que llenarán el espacio en el centro de la imagen. Si tienes sólo piezas de vidrio de gran tamaño, no es problema alguno, pártelas cuidadosamente con un martillo. Usa el pegamento, para fijarlas a la imagen.

8. Cómo resultado, obtienes un cristalino «arroyo». Esperemos que las guirnaldas duren un largo tiempo.

9. ¡Esta imagen para el interior, la puedes crear con tus propias manos! ¡Parece fantástico!

Todo el proceso lo puedes ver en este entretenido video:

Hay que aclarar que un cuadro así, necesitará más de un clavo para ser colgado. Aquí tendrás que darle riendas sueltas a tu imaginación. De lo contrario, haz la imagen más pequeña y utiliza trozos de madera más pequeños. ¡El resultado le sorprenderá!

¡Muéstrale a tus amigos este entretenido vídeo! Verdaderamente, es un milagro de la nada…