Cómo hacer que la habitación se vea más grande

En esta estrecha habitación no había lugar ni para una cama doble… ¡Pero él tenía un plan!

Nuestro protagonista de hoy es un ingeniero llamado Louis Iijima. Él había buscado, sin éxito, una vivienda de alquiler decente, que se ajustara a su bolsillo, pero encontrar un piso en Berlín parecía una tarea de titanes… Finalmente, Lou tuvo que conformarse con un pequeño, por no decir insignificante, espacio de apenas 2 metros cuadrados.

Sin embargo, tal situación resultó en un triunfo de la ingeniería. Lou descubrió que tenía un talento poco común, y no dudó en poner manos a la obra. Su intención era ajustar sus necesidades al espacio disponible. ¿Quieres saber cómo lo hizo? Pues, continúa con nosotros…

Cómo hacer que la habitación se vea más grande

1. El trabajo comenzó. Así lucía la habitación de Louis antes de la remodelación: ¡Sólo 2 metros cuadrados! El chico tenía intención de colocar una pequeña plaza y una cama doble, algunos artículos de uso personal, e incluso una bicicleta.

2. Para empezar, Lou compró un tablero para la cama. Su intención era encontrar madera barata, y pulirla por su cuenta.

3. Luego, le colocó unas juntas diseñadas para una cama, una capa de imprimación y una capa de pintura.

4. Para poner en práctica sus ideas, el chico necesitaba tubos. Por eso, compró en la tienda algunos tubos de las siguientes dimensiones: 10 x 1890 mm, 2400 mm x 4, 4 x 220 mm, 880 mm x 1 y 1 x 550 mm.

5. El primer paso: Hacer un cuadrado de tubos en el suelo de la habitación.

6. Siempre con cuidado de no rayar el suelo de la habitación.

7. Con tantos detalles, la línea de construcción no era una tarea tan difícil.

8. He aquí la parte superior de la estructura, hecha de tubos.

9. El chico le fabricó al lado una pequeña escalera.

10. Luego, colocó el marco de madera, comenzando por el nivel inferior.

11. Y ahora le toca el turno al nivel del lecho.

12. ¡Y ahora el colchón! La cama está casi lista…

13. ¡Increíble! Una cama cerca de la ventana, mi sueño de la infancia.

14. Y todavía queda lugar para una mesita de café, una mesa de estudio, una lámpara… ¡Pequeños detalles que complementan la habitación!

15. Un toldo improvisado.

16. Y aquí está el espacio debajo de la cama. ¡Todo encaja, incluso una bicicleta!

Como vez, no necesitas romper la pared para aumentar el tamaño de una pequeña habitación. Lo único que necesitas es un poco de ingenio e imaginación, para poder aprovechar hasta el último espacio disponible. ¡Pura funcionalidad!

Comparte este post con tus amigos, tal vez alguno necesite de estas maravillosas ideas, sobre todo si vive en espacios cerrados.