Cómo dormir adecuadamente

¡Resulta que la mayoría no dormimos adecuadamente! Los médicos revelan de qué lado el sueño es mejor.

No es ningún secreto que el sueño es uno de los componentes más importantes de la salud física y mental. Sin embargo, pocas personas se dan cuenta de que la calidad del sueño no es menos importante que su cantidad. De acuerdo con numerosos estudios científicos, la postura durante el sueño influye en la condición de la piel, el sistema digestivo e incluso la inmunidad del cuerpo.

Hoy ¡Qué pasada! te contará, de qué lado se descansa mejor: del derecho o del izquierdo y por qué. ¡Sueño reparador es una fuente de buena salud!

Posturas durante el sueño

De hecho, las posturas durante el sueño son numerosas: boca abajo, boca arriba, de la derecha o del lado izquierdo.

Dormir sobre espalda puede contribuir a los ronquidos, la respiración se dificulta, constituyendo el peligro para las personas que sufren de asma o propensos a la apnea (cese temporal de la respiración). Además, los estudios han demostrado que las personas que duermen boca arriba, tienen un bajo contenido de oxígeno en la sangre, lo que aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias.

La costumbre de dormir sobre el lado derecho puede causar problemas con la digestión. Disminuye la eficiencia del sistema linfático, se detiene la excreción de toxinas del cuerpo, lo que resulta en un riesgo de contraer alguna enfermedad mortal.

Dormir del lado izquierdo se considera la posición más útil. Se activa el sistema digestivo, especialmente el estómago y el páncreas, ayudando a la vez al sistema linfático eliminar las toxinas y productos de desecho.

Técnicas para cambiar la postura del sueño

  1. Acuéstate de modo que tengas más espacio al lado izquierdo. Por lo que dormir del lado derecho parecerá ser un inconveniente, y gustosamente te virarás del lado izquierdo.
  2. Deja la luz encendida o una lámpara de mesa en el lado derecho de la cama. Subconscientemente, desearás permanecer lejos de la fuente de luz durante el sueño, y te será mucho más fácil permanecer en el lado izquierdo.
  3. Pon en el lado derecho, a la altura de la espalda, una almohada grande o un juguete de peluche. Esto no te dará la oportunidad de darte la vuelta o dificultará el sueño en tu lado derecho, y luego te virarás a la izquierda.

Sin importar de qué lado duermas, ¡lo más importante es la calidad del sueño! Descansar lo suficiente – es un requisito imprescindible de alta eficiencia, buena inmunidad y larga vida.

Cuéntales a tus amigos sobre este descubrimiento médico. Y a ti, ¿de qué lado te gusta dormir?