El vandalismo infantil.

Sólo por diversión, los niños rociaron al cachorro con pegamento. ¡Qué vandalismo!

Parecería que los niños deberían amar a los animales, como nadie más. Pero hoy en nuestro mundo todo se ha vuelto del revés. Viendo a diario cómo los adultos actúan con violencia, los niños copian su comportamiento y llegan a considerarlo como una norma.

Recientemente en Estambul, Turquía, los niños del barrio, por pura diversión, vertieron pegamento sobre un cachorro, llamado Pascal. Luego, los chicos se escaparon, mientras que el adhesivo, al secarse, dejó el pellejo del infortunado animal hecho piedra. Gracias a Dios, la gente buena llevaron al pequeño al refugio, donde el animalito cayó en manos de los verdaderos profesionales.

Más de un hora les llevó a los médicos para cortar la lana petrificada de Pascal, debido a que el pegamento se secó y quedó duro como el cemento. En lugares de difícil acceso, los rescatistas tuvieron que utilizar las máquinas de afeitar, pues las tijeras no podían hacer frente a esta tarea…

A causa del vandalismo infantil, en la piel del perro aparecieron heridas graves. Agotado y asustado, Pascal aún está en el refugio, para recibir la atención necesaria, y permanecerá allí por un par de semanas más. Los voluntarios hacen todo lo posible para salvar al perro, pidiendo ayuda a todos los interesados .

Escríbenos en los comentarios, qué crees sobre la actitud de los niños. Y no olvides contar la historia de Pascal a tus amigos amantes de los animales.