Chico ha adelgazado mucho

Sus compañeros se burlaban de él. Pero él logró restregarles sus ofensas en la cara!

El irlandés Mike Sullivan siempre era gordo. Corpulento, no. Precisamente gordo. Desde muy niño notó que pesaba mucho más que los otros niños, pero nada podía hacer contra esto. Por supuesto, sus compañeros y conocidos se burlaban de él. Su único consuelo Mike encontraba en la comida, lo cual no le sentaba nada bien.

Un día Mike subió a la báscula y vio que pesaba más de 100 kg. Las chicas no le hacían caso, el mejor piropo que oía de ellas era «el gordito divertido». Fue la gota que derramó el vaso. Mike decidió luchar por su salud. El problema fue que el camino que eligió no era correcto…

Sullivan empezó a ayunar con tanta intensidad que pronto parecía a un esqueleto. Y por su puesto, su organismo no le agradeció en absoluto estos cambios. Mike empezó a presentar los trastornos del tracto gastrointestinal. Ya iba a darse por vencido y volver a sus antiguos hábitos, pero comprendió a tiempo que la clave del éxito estaba en una alimentación sana y muchos ejercicios.

Mike se sumergió en los entrenamientos con mucho entusiasmo, y el efecto no tardó en aparecer. Sus músculos se fortalecieron, y muchos de sus antiguos amigos, al verlo, ya no lo reconocían. Un desafío aún más grande para sus ofensores era el hecho de que ahora Mike se gana la vida, trabajando como modelo.

Como ves, los resultados impresionantes pueden lograrse solo gracias al entrenamiento constante y una alimentación sana. No vale la pena confiar en remedios «maravillosos» poco confiables y dietas «súper-rápidas». Si estás de acuerdo, ¡no dudes en compartir este material con tus amigos y conocidos!