Chica es mordida en la mejilla por una araña

Un fuerte ardor en la mejilla la despertó en la mañana… ¡En su mano estaba la respuesta!

La cantante Meghan Linsey ganó popularidad al aparecer en la octava edición de la versión americana del show de talentos «The voice», donde quedó en segundo lugar. Desde entonces, la talentosa chica ha trabajado como una abeja, produciendo nuevos discos y deleitando a sus fans con su voz y carisma.

Sin embargo, este invierno, de repente, desapareció de la vida pública durante poco más de un mes. ¡Cuando la cantante reveló la causa, todo el mundo quedó horrorizado!

Todo comenzó una mañana, cuando Meghan despertó de repente por un severo dolor en la mejilla. La misma se encontraba hinchada, y quemaba como el fuego. La razón de esta pesadilla se supo un par de segundos después. ¡Al abrir su puño, Linsey descubrió una diminuta araña muerta!

La gran mayoría de las arañas venenosas resultan inofensivas para los seres humanos, ya que están diseñadas para atacar a sus víctimas habituales: moscas y otros insectos. Razón por la que sus mandíbulas rara vez pueden picar a través de la piel humana. ¡En este caso, sin embargo, fue mucho peor!

Meghan se dirigió inmediatamente al médico, padeciendo una fuerte fiebre, y sin proteger su cara. Al poco tiempo, la piel en el sitio de la picadura comenzó a ennegrecerse y morir. En su mejilla apareció una úlcera sangrante.

Al final, se descubrió que la causante de todos los males había sido una araña reclusa parda (Loxosceles reclusa). Los representantes de esta especie viven en el este de Estados Unidos, y aunque normalmente no son agresivos, ni atacan a los seres humanos, sí son altamente tóxicos para la piel. Al parecer, Meghan aplastó a la araña mientras dormía, y esta, en defensa propia, la picó en la mejilla.

Afortunadamente, la araña reclusa parda no es una viuda negra. Con la ayuda médica oportuna, la cantante logró superar plenamente el problema. La herida en el rostro de la chica se ha curado, y ya solo queda el mal recuerdo de ella.

De hecho, lo que ocurrió con Linsey fue un malentendido común. Sin embargo, este incidente es otro recordatorio de que, con las picaduras de insectos, reptiles y otras criaturas, no se puede jugar. Ante una situación similar, acude de inmediato al médico… ¡Esa es la mejor garantía para resolver el problema de forma rápida y segura!

Comparte este importante mensaje con tus amigos de las redes sociales…