Compartir

Una historia espeluznante con final feliz. Buzo estadounidense sobrevive después de ser tragado por una ballena

Todos recordamos la historia del profeta bíblico Jonás, que pasó tres días y tres noches en el vientre de una ballena. Por supuesto, esto tiene poco que ver con la realidad. Los gigantes de estas especies acuáticas tienen un esófago demasiado estrecho, por lo que una persona simplemente no puede atravesarlo. Sin embargo, el pasado 11 de julio de 2021, ¡un buceador estadounidense logró seguir los pasos del profeta Jonás! Ese día, los periódicos de Provincetown, la ciudad natal del hombre, publicaron un titular impactante: «¡La ballena se tragó a un hombre!»

LA BALLENA SE TRAGÓ A UN HOMBRE

Michael Packard, de 56 años, se gana la vida capturando langostas. El buceador estaba en camino a otra inmersión, cuando de repente sintió una fuerte sacudida; luego, el mundo a su alrededor se oscureció. El hombre casi de inmediato se dio cuenta de que estaba en la enorme boca de alguien. ¡Michael sintió con todo su cuerpo los movimientos de los músculos de la boca del enorme animal!

© Depositphotos

Al principio, Packard pensó en un gran tiburón blanco, pero luego descartó la idea. Los tiburones hacen pedazos a las víctimas, y aquí el buceador no sintió los dientes en absoluto. Sumando dos y dos, Michael supuso que estaba en la boca de una ballena y entró en pánico. La oscuridad, el poco espacio, la boca de la ballena alrededor: en el lugar de Packard, ¡cualquiera sucumbiría al pánico!

© Depositphotos

Rescate rápido

‡агрузка...

«En ese momento solo podía pensar en mis hijos», dijo más tarde el buzo. El hijo mayor de Michael tiene 15 años, el hijo menor 12, y Packard suele pasar todo su tiempo libre con ellos. Los pensamientos sobre los herederos le dieron fuerza al hombre, que comenzó a moverse y a tratar de generar a la ballena la mayor cantidad de inconvenientes posible. ¡Michael no se iba a convertir en un almuerzo para una ballena!

© Depositphotos

El gigante marino, sintiendo que la presa no bajaba por su garganta, salió a la superficie, escupió a Packard y se fue. En la superficie del mar, el buzo fue recogido rápidamente por un compañero y llevado al hospital. Según los expertos, Michael pasó solo 30-40 segundos en la boca de la ballena. ¡Por supuesto, esos segundos le parecieron horas a la propia víctima!

© Depositphotos

Los médicos examinaron a la víctima, pero solo encontraron extensos daños en los tejidos blandos. Aparentemente, Packard se ganó estas lesiones mientras lo apretaban las mandíbulas de la ballena. Ahora el marinero permanece temporalmente en una cama de hospital. ¡Pero él no planea renunciar a su negocio favorito! Michael ya les ha dicho a los periodistas que después de recuperarse, volverá a pescar langostas.

¡Un accidente único!

Jook Robbins, un experto local del Centro de Investigación Costera, dice que Packard fue tragado accidentalmente por una ballena jorobada. Estos cetáceos no muestran hostilidad hacia las personas, pero durante su alimentación, la boca abierta del gigante oscurece su vista. Así fue como la ballena terminó succionando al buceador junto con el agua.

© Depositphotos

Pero caer en la boca de una ballena es solo el último de una serie de eventos extremos en la vida de Packard. Michael tuvo un accidente de avión en Costa Rica hace 10 años. El marinero resultó gravemente herido, pero sobrevivió y, junto con otros 4 pasajeros, pasó dos días en la selva, esperando a los rescatistas. ¡Eso es realmente una aventura!

¿Te imaginas a ti mismo en semejante situación? ¿Habrías reaccionado igual que él? Escríbenos en los comentarios tu impresión acerca de este hecho, danos un Me Gusta y no olvides compartir esta publicación y tu opinión con las amistades de las redes sociales.

Загрузка...