Chica enferma disfruta de su baile de graduación

Tal vez fue demasiado pronto para celebrar su baile de graduación, pero hay una razón…

Lydia Wahlstrom, de 11 años de edad, desde pequeña ha soñado con su baile de graduación: una celebración de lujo, un maravilloso vestido, bailar hasta el cansancio… ¿Qué más podría pedir? En circunstancias normales, ella habría esperado la fiesta en su momento preciso, sin embargo su sueño se hizo realidad este año.

El abuelo de Lydia se puso de acuerdo con la dirección de la escuela para realizar el mayor sueño de su nieta. Lamentablemente, la razón de este hecho poco común no tiene un trasfondo feliz: Lydia sufre de Batten, una enfermedad hereditaria extremadamente rara que destruye el sistema nervioso.

La enfermedad de Batten se caracteriza por causar la pérdida de la visión y el habla, frecuentes crisis de epilepsia, parálisis e incluso demencia. En la actualidad, Lydia aun puede moverse. Sin embargo, la familia teme que, al momento de su baile de graduación, la chica ya no sea capaz de caminar. ¡Por esa razón, sus padres y la comunidad local se han unido para cumplir su preciado sueño!

Todas las personas cercanas a Lydia decidieron aportar su granito de arena para apoyar tan importante decisión. Un vestido de ensueño, los zapatos y joyas, las uñas, el cabello… ¡La chica parecía salida de un cuento de hadas! Sin duda, un trabajo perfecto para convertir este día de fiesta en el más importante de la vida de Lydia.

Comparte este hermoso video con tus amigos. A pesar de los duros golpes de la vida, aún se pueden disfrutar esos bellos momentos que conforman la verdadera felicidad.