Chica adelgaza gracias a las redes sociales

Esta chica quería perder peso, y se le ocurrió un plan. ¡Increíble, pero hizo realidad su sueño!

¿Cuántas personas en el mundo, por lo menos una vez en sus vidas, han querido perder peso? Esta no es una tarea fácil. Hace falta mucha fuerza de voluntad para vencer esta intensa batalla, llena de dietas de todo tipo y de entrenamiento físico.

Pero la fuerza de voluntad no lo es todo. También hace falta motivación, y ahí es donde entran las redes sociales… Nuestra protagonista de hoy es la estadounidense Morgan Bartley, quien trató de perder peso durante mucho tiempo, pero sin éxito. Entonces, la chica creó una página especial en Instagram. Allí declaró que iba a tratar de perder peso, y comenzó a colocar imágenes de su menú, de sus entrenamientos, y de sus resultados.

Así, Morgan consiguió el empujón que necesitaba, porque muy pocas personas quieren ser consideradas gordas de voluntad débil. Lo más interesante es que este sentido de responsabilidad hacia sus suscriptores funcionó, al menos, en el caso de esta chica.

Morgan nunca fue muy delgada, pero, en algún momento de su vida, este problema se hizo dañino. Con solo 12 años, a la chica le fue extirpado un ovario, y 2 años más tarde fue sometida a otra operación más seria.

Ya en su adolescencia, debido a sus problemas de salud, Morgan comenzó a experimentar la menopausia, y cuando se le declaró que nunca podría convertirse en mamá, cayó en un estado de depresión.

Los problemas de salud, y el estado psicológico de la joven, provocaron un brusco aumento de peso. ¡Ya, a la edad de 17 años, Morgan pesaba 136 kg!

Después de probar una gran cantidad de dietas, Morgan decidió obtener un estímulo, creando una página especial en Instagram, donde prometió que bajaría de peso. Entonces, la chica se dijo a sí misma: «Si todo el mundo sabe que estoy perdiendo peso, me sentiré responsable».

Por supuesto, hubo algunos contratiempos: una vez, la página de la chica fue retirada debido a quejas incomprensibles. Pero la joven ganó, y no sólo en su lucha contra el exceso de peso, sino también contra los moderadores de Instagram. Y la página fue restaurada…

Mucha gente sigue la correcta y equilibrada dieta de Morgan.

Ahora, la niña ha perdido más de 60 kg de peso. Incluso, tuvo que pasar por una cirugía para extirpar el exceso de piel. Ya queda muy poco para el objetivo que Morgan se ha fijado…

Como dicen, muchas veces, para alcanzar una meta, basta solo dar el primer paso. Para Morgan, este paso fue su página especial en las redes sociales. Válido este plan, ¿no crees?
Si te gustó el artículo, compártelo con tus amigos de las redes sociales.