Historias de fantasmas de niños

Las enfermeras le temen a los pasillos de este hospital argentino. Esto es lo que les espera en la oscuridad…

Tradicionalmente, se cree que un fantasma es aquel ser, cuya alma no quiere o no puede dejar nuestro mundo.
Si bien muchos escépticos creen que los fantasmas no existen, no faltan los «testigos oculares», que afirman haber visto sombras, lo mismo de ancianos que de niños muy pequeños. Hoy, ¡Qué pasada! te invita a conocer una selección de situaciones inexplicables, que involucran a los entes del más allá…

Según los médicos y enfermeras del hospital infantil de la ciudad de argentina de Córdoba, el fantasma de un niño ha vagado por los pasillos durante mucho tiempo. No sólo los médicos lo notaron, sino también los padres de los pequeños pacientes.
El corredor, donde la gente a menudo veía el espíritu, estuvo alguna vez conectado con los edificios del hospital. En el siguiente video, las enfermeras lograron captar la manifestación de este fenómeno.

Existen muchas referencias de encuentros de los niños con los fantasmas. Por ejemplo, una noche, una criatura misteriosa se materializó en un pasillo, en presencia de un funcionario de la pequeña ciudad española de Vegas del Genil. El hombre se quedó hasta tarde en la oficina del alcalde, cuando, de repente, escuchó un ruido en el pasillo…

Al asomarse fuera, el alarmado funcionario no vio a nadie, aunque tomó una foto. La figura, que se distingue en el marco, hizo que el pobre hombre entrara en pánico. Desde entonces, el personal del Ayuntamiento ha estado molestando al alcalde con quejas sobre el ser sobrenatural del pasillo.

Incluso, le pidieron que llamara a un exorcista. Sin embargo, el escéptico alcalde, ante lo inexplicable, considera el suceso una manifestación de la psicosis de las personas.

El relato más terrible de esta colección es, con seguridad, el incidente ocurrido en una familia de la ciudad inglesa de Plymouth. Dean Evans, de 42 años de edad, y Laura Hay, de 39 años, tuvieron cuatro hijos, pero sólo el más chico, Sebastián, que tenía sólo 18 meses de nacido, se encontró con el fantasma.

El inquieto chico, muy a menudo, intentaba salirse de la cuna, por lo que sus padres decidieron colocar un sistema de video-vigilancia en su dormitorio. Ese día, la pareja notó una mancha blanca brillante, sobre la cama del bebé.

Después, este suceso del fenómeno quedó en el olvido, y los padres se calmaron. ¡Pero la siguiente demostración les hizo retener el aliento con horror!

Una sombra misteriosa apareció junto a la cabeza del bebé. La madre, al principio, pensó que era la sombra de un osito de peluche, ya que a veces Sebastián dormía abrazando su juguete favorito. Pero, esta vez, la figura era algo mucho más siniestro. Después de mirar detalladamente, los padres se pusieron pálidos.

El padre, que había acostado al niño, confirmó que el bebé estaba solo en la cama, y sin juguetes. Al momento, la sombra desapareció sin dejar rastro, pero permaneció en la grabación de la cámara.

Hoy, Dean y Laura creen que su hijo fue visitado por el fantasma de un niño. Afortunadamente, el terrible incidente no tuvo consecuencias para el bebé. Pero, ahora la pareja siempre está alerta.

Muchos dicen que todas las historias sobre encuentros con fantasmas son engaños o ficción. Según otros, el escepticismo excesivo en tales materias es dañino, ya que lo sobrenatural realmente existe.
Y tú, ¿crees en fantasmas? Comparte tu punto de vista con tus amigos y con nosotros, en los comentarios.