Compartir

Una chica se sometió a la cirugía plástica para complacer a su marido. Así lucía antes y ahora.

Una chica del Reino Unido siempre ha admirado la imagen de la emblemática muñeca Barbie. De adolescente, Charlie Phillips soñaba con parecerse a su ídolo de plástico, pero sentía que su aspecto distaba mucho de ser perfecto.

Cuando conoció a su futuro marido, Ross, resultó que él soñaba con una compañera de vida con aspecto de muñeca. El hombre le propuso entonces a su pareja acercarse a su ideal de belleza mediante la cirugía plástica.

© Instagram

Charlie Phillips se convirtió en una muñeca Barbie viva para su marido

La joven, nacida en Cambridgeshire, desde muy joven vivía acomplejada de su aspecto. A los 17 años, Charlie tuvo que someterse a una operación de 14 horas para librarse de su odiada escoliosis. Pero la operación no la liberó de sus complejos, al contrario, lo empeoró todo física y emocionalmente. Perdió mucho peso y su aspecto era poco saludable.

© Instagram

El comienzo de la transformación

Parecería que después de conocer a un hombre amoroso, toda la tristeza debería haber quedado en el pasado. Pero en lugar de admirar a su chica, Ross alimentó sus complejos. A menudo le decía a Charlie que se pondría más guapa si iba a un cirujano plástico. Además, prometió hacerse cargo de todos los gastos. Como siempre había querido parecerse a una muñeca Barbie, ella aceptó.

Посмотреть эту публикацию в Instagram

Публикация от Charlie phillips (@charlieeebarbie)

De una simplona a una muñeca Barbie

Charlie se inyecta regularmente rellenos en los labios, los pómulos y la barbilla. Además, ya se ha mejorado su forma redondez en dos ocasiones. El bótox la ayuda a deshacerse de las arrugas faciales, y su esmalte dental blanco es el resultado del trabajo de su dentista. En total, la pareja se ha gastado unas 17.000 libras en todas las transformaciones de belleza.

«La muñeca Barbie es mi inspiración. Me encanta la cintura de avispa, la figura exuberante, los labios carnosos, el pelo largo y el fuerte bronceado. Me hace más atractiva y segura», explica la británica.

«Es impecable»

La británica, de 27 años de edad, cuenta con el apoyo de su marido, el empresario Ross, en todos sus esfuerzos. Está loco por su aspecto: «Llevamos cinco años casados y cada año está mejor», confiesa Ross.

La joven pareja está criando un hijo. Charlie cree que los tratamientos de belleza son la clave de la felicidad y el bienestar familiar. Por cierto, la británica no piensa detenerse ahí y está preparándose para una rinoplastia.

«Solía estar acomplejada por mi sonrisa y odiaba ponerme un bikini. Pero últimamente me siento como una persona nueva. Para ser sincera, aún no puedo decir con certeza que esté cien por cien contenta con mi aspecto. Sin embargo, quiero creer que una operación más me ayudará a ser feliz», confiesa Charlie.

Observamos que la cirugía plástica no es lo único que hace para que su aspecto y su cuerpo sean más perfectos. Según Charlie, sigue una dieta adecuada y también hace ejercicio regularmente en el gimnasio.

No dejes de compartir este post y de darle a Me Gusta en Facebook.

Загрузка...