La madre salva a su bebé antes de morir

Esta joven fue asesinada por su compañero. Antes de morir, ella logra salvar a su bebé…

Un disparo. Dolor. El miedo a la muerte. A pesar del horror de la situación, esta madre ¡salvó a su pequeña hija, ante un asesino en estado demencial! Justo unos instantes antes de su propia muerte… Esta asombrosa fuerza sólo la tiene el amor y la desesperación de una madre, frente a un inminente peligro para sus hijos.

Jessica Arrendale – una verdadera heroína. Ella salvó la vida de su hija, unos segundos antes de su último aliento.

Esta mujer de 33 años de edad, regresó, tarde en la noche, a su casa en Smyrna, Estado de Georgia, con su compañero Antoine Davis. El padre de la niña estaba en alto estado de embriaguez y se comportaba de una manera muy ofensiva, cerca de perder el raciocinio.

De repente, su comportamiento se convirtió en una rabia ciega, empezó a perseguir a Jessica por toda la casa. La madre valiente, con la bebé en sus brazos, agarró un bate de béisbol para defenderse, pero el hombre le dio varios golpes poderosos.

Jessica se encerró en el baño con la bebé, pero Davis rompió la puerta y le disparó a quemarropa en la cabeza, con un rifle de asalto. En el momento de la caída, la madre seguía sin soltar a la pequeña Cobie de sus brazos, la agonía no le impidió hacer los últimos movimientos para protejer a su bebé. Reuniendo sus últimas fuerzas, Jessica logró cayer de tal modo que la niña, protejida dentro del inodoro, quedara cubierta por su propio cuerpo.

La madre de Jessica, Teresa Ionniello, habla sobre su hija, como un ángel de la guarda: «Es inconcebible cómo se las arregló para caer en una dirección completamente diferente. En su caída, ella inclinó su cuerpo de una forma especial, con el fin de salvar la vida de la niña. La pobre, quería salvar a su hijita y no se detuvo ni para pensar en ella misma en ese momento».

Después del terrible crimen, Davis salió del baño y se suicidó. Cobie fue encontrada en el baño, 13 horas después, por los agentes de la policía. Cobie también tiene una hermana de 15 años de edad, que sobrevivió, de una forma dolorosa, estos eventos trágicos.

Los familiares y amigos de Jessica crearon un fondo que cubrió el funeral de la madre valiente y alcanzó para la mantención de las dos niñas huérfanas. En solo seis días, la gente en todo el país recolectaron más de $ 20 000.

La historia de esta increíble mujer mostró al mundo cómo una madre, hasta su último aliento, lucha por la vida de sus hijos. La naturaleza humana es tal que, en una situación de emergencia, es capaz de crear un verdadero milagro. ¿Qué no haría uno por salvar la vida de sus hijos?

¡Comparte esta sorprendente historia de la heroica madre salvando a su hija!