Carne a lo tailandés

Ingrediente secreto del guiso a lo tailandés: Para que salga suave, solo añádele ESTO…

La cocina tailandesa se ha formado bajo la influencia de las tradiciones nacionales de los vecinos países asiáticos y, un poco, de las tradiciones europeas. Los platos tradicionales de Tailandia suelen prepararse de los siguientes ingredientes básicos: arroz, fideos, mariscos, salsa de soja y una variada gama de especias. La influencia de la cocina europea se destaca en la selección de hortalizas, frutas y tipos de carne, habituales para los europeos.

La carne a lo tailandés es el plato que vale la pena preparar, al menos una vez en la vida. Gracias al guisado con leche, la carne sale muy suave, y el pimiento le da un aroma muy apetitoso. Tampoco ha faltado la salsa de soja: un toque de caramelo convierte este plato en simplemente perfecto.

Hoy, ¡Qué pasada! te sugiere preparar el guisado de res, siguiendo esta receta, pero con la carne de cerdo, igual, te saldría bien. Procura escoger bien la raíz de jengibre: debe ser dura y fresca, de 3–5 cm de largo.

INGREDIENTES:

  • 300 g de carne de res,
  • 2 pimientos,
  • 1 raíz de jengibre,
  • 2 cebollas rojas,
  • 3 dientes de ajo,
  • 20 ml de aceite,
  • 125 ml de leche,
  • 2 cdas de salsa de soja,
  • pimienta negra molida, a tu gusto,
  • curry a tu gusto,
  • sal a tu gusto.

PREPARACIÓN:

  1. Corta la carne en trocitos alargados y finos. Prepara el adobo de la salsa de soja y 10 ml de aceite. Deja la carne reposar en el adobo durante 20 minutos.
  2. Corta la cebolla en semi anillos, el pimiento — a tu gusto, ralla el jengibre en trozos no muy finos, corta el ajo en lascas.
  3. Pon una sartén honda al fuego, echa el aceite sobrante y fríe la carne, hasta que tenga una corteza crujiente.
  4. Echa la leche y guisa el plato, hasta que la leche se evapore.
  5. Después, añádele a la carne los pimientos, el jengibre, la cebolla y el ajo. Guísalo todo a fuego lento durante 5 minutos. Echa la sal y añade las especias.
  6. ¡Dentro de 30 minutos, el plato estará listo!

Sirve la carne con el arroz o los fideos de arroz. ¡Vale la pena guardar esta receta, probablemente querrás volver a preparar este plato tan aromático y picante!