Cajera salva al bebe

Al ver a la clienta, la cajera notó que algo no andaba bien… ¡Y su intuición no le ha fallado!

Todo comenzó cuando una joven madre corrió hacia el supermercado por una botella de refresco. Luego de elegir una bebida a su gusto, la mujer se acercó, en silencio, al mostrador para pagar. Para ese entonces, la cajera Rebecca Montano ya sospechaba que algo estaba mal.

La trabajadora de la tienda notó como los ojos de la joven se enturbiaron inexplicablemente. Mientras buscaba el dinero, le comenzaron los temblores. El asunto se complicaba con el hecho de que la joven madre llevaba en brazos a su indefenso bebé…

La rápida reacción de la cajera no se hizo esperar. Cuando la mujer comenzó a caerse, Rebecca agarró rápidamente al niño de los brazos de su madre. ¡Gracias a esto, logró salvarle la vida al bebé!

Inmediatamente llamaron a una ambulancia, y por suerte, tanto la madre como el pequeño pronto estuvieron fuera de peligro. Resultó que la joven madre había sufrido una crisis de epilepsia.

El ataque la sorprendió justo frente al mostrador. Mientras combatía con todas sus fuerzas la enfermedad, la madre logró llegar a la taquilla y, en un último esfuerzo, le entregó su bebé a Rebecca. Gracias a la dedicación y velocidad de reacción de estas mujeres, se pudo salvar la salud del niño, y puede que, incluso, su vida.

Comparte este post con tus amigos y familiares. ¡Tomar una decisión justo a tiempo puede marcar la diferencia!