Beneficios de mantener ajo en la boca

Ella picó un diente de ajo y se lo puso en la boca. ¡El resultado fue impresionante!

El ajo es un producto fantástico, tiene propiedades muy útiles que son difíciles de subestimar. Esta maravillosa hortaliza posee propiedades antibacterianas, cura muchas enfermedades, entre ellas varios tipos de resfriados, la arteriosclerosis y algunas enfermedades renales. Además, refuerza los capilares sanguíneos y resulta ser un buen adaptógeno.

Los científicos de todo el mundo reconocen los beneficios inestimables que provee esta hortaliza para el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular. Una serie de experimentos han confirmado que el uso del ajo contribuye a aliviar la presión sanguínea.

Ajo favorece la rehabilitación del organismo.

En la medicina china, desde la antigüedad el ajo se ha utilizado para recuperar totalmente las funciones del cuerpo. Para ello, se prescribe cortar en rodajas un diente de ajo, colocarlo en la boca y mantenerlo ahí, hasta que la saliva esté completamente impregnada por los fluídos de éste. Tal procedimiento se recomienda a realizarlo en las mañanas, antes de que se proceda con el aseo matutino, efectuándolo durante unos minutos.

El efecto de la «rutina de ajo» es sencillamente asombroso. La sustancia, al mezclarse con la saliva, es absorbida rápidamente por la sangre, limpia los vasos sanguíneos, así como los linfáticos, fortalece la cavidad bucal, evitando el sangramiento de las encías.

Después del procedimiento, es importante escupir el ajo y cepillarse bien los dientes, para eliminar el desagradable olor. Para ello, el uso de la pasta dental debe complementarse con los siguientes pasos muy efectivos: se puede masticar un grano de café, una ramita de perejil o tomar un poco de leche.
¿Para qué se debe mantener un diente de ajo en la boca?

1. Estimula el apetito.
2. Limpia la sangre.
3. Protege de la epidemia de gripe y otras enfermedades.
4. Es efectivo para combatir la anemia.
5. Se usa para tratar la bronquitis crónica.
6. Es útil contra las enfermedades de los riñones y la vejiga.
7. Limpia la piel.

Si te resulta complicado mantener un diente de ajo en la boca, prueba con un pequeño trozo, hasta ir aumentando gradualmente en tamaño. Para la mucosa bucal, este modo será mucho más tolerable.

Mantener un diente de ajo en la boca es muy beneficioso para la salud, en general. Solo un pequeño diente de esta hortaliza te ayudará a pasar mejor el día, levantando el estado de ánimo y volviéndote más saludable. No esperes más e incorpora la «rutina de ajo» a tu vida diaria y no olvides de compartir estos importantes consejos con tus amigos y familiares.