Beneficios de beber agua con miel y limón

Eso es lo que sucede si bebes el agua con miel y limón todos los días. ¡El resultado te sorprenderá!

Durante el invierno pasado, me enfermé fuertemente de gripe. Los medicamentos de la farmacia no fueron de mucha ayuda, por lo que una amiga me dio un consejo maravilloso: me recomendó beber agua tibia con miel y limón. En un principio, tenía mis dudas, no obstante decidí intentarlo. El resultado fue muy favorable: la gripe se fue, pero la costumbre de beber esta milagrosa bebida se quedó. Mi organismo dio un cambio rotundo, de manera totalmente inesperada. ¿Cuáles fueron estos cambios?

Quepasada.cc te propone a conocer las grandes ventajas de incorporar esta bebida a tu rutina:

¡Adiós a los resfriados y dolores de estómago!
Debo reconocer que nunca tuve mucha confianza en los remedios caseros. Pretendía, más bien, resolverlo todo con los productos de la farmacia: si sentía malestar estomacal, tomaba algún fármaco, si sentía el cansancio, resolvía con vitaminas…

Sin embargo, desde que comencé a beber este remedio poderoso, no estornudé ni una sola vez, mis dolores de cabeza se quedaron en el pasado. El limón y la miel se han convertido en mis compañeros de campaña. Van conmigo a cualquier parte, incluso a los hoteles. Quizás alguien me mire como a un loco, pero me da igual.

Mi despertar es plácido y apacible, además ¡he dejado de beber café!
Esta bebida me quitó la dependencia del café , más aún, me ha quitado el dolor de cabeza. Ahora me siento muy bien, con más energía durante el día, duermo mucho mejor y me despierto con una sonrisa.

Antes, despertar para mí era un suplicio, mis párpados se negaban a abrirse, y luego, por otras dos horas más, andaba con cara de pocos amigos. Ahora mi vida es más plena, hasta mi familia ha notado tal cambio. Literalmente, le dije adiós al estrés mañanero.

¡La salud se expandió a mi alrededor!
Mi familia decidió seguir mi ejemplo, por lo que la gripe y otras enfermedades, típicas de la etapa fría del año, ya son cosa del pasado. Mi esposa, mis hijos y yo, ahora somos más saludables.
Sea cual fuese la acción de este fabuloso remedio sobre mi cuerpo, ¡solo sé que funciona! Le estoy sumamente agradecido a mi amiga, por su mágico consejo.

Esta es mi receta.
Exprime medio limón en un vaso, luego agrégale una cucharadita de miel de abejas, y finalmente, añádele a todo agua hirviente. Mézclalo y déjalo enfriar. Bebe este remedio cada mañana, inmediatamente después de despertarte.
Debo aclarar que el gusto de la bebida puede cambiar cada día, en dependencia del limón y de la miel que le agregues. Puede que lo sientas más dulce o más acido, pero eso no es importante.

Para averiguar cómo actúa este remedio sobre el organismo humano, muchos estudios confirman que, entre otras cosas, esta bebida:

1. Te brinda protección contra infecciones en las vías urinarias.
Los ingredientes de esta receta estimulan el funcionamiento del sistema digestivo y humectan el intestino grueso, por lo que es muy efectivo contra el estreñimiento y la cistitis. La bebida tiene un efecto diurético, y los médicos señalan que es capaz de protegernos de la mayoría de problemas relacionados con las vías urinarias.

2. Favorece la digestión.
Esta bebida ayuda a tu sistema digestivo, de diversas maneras: el limón favorece al hígado para que produzca más enzimas que permiten que el alimento se procese y se aproveche mejor.

Por su parte, las propiedades antisépticas de la miel son más que reconocidas, esto hace que la miel te ayude a protegerte contra las infecciones. Además, estimula la producción de jugo gástrico en el estómago, favoreciendo la digestión y la eliminación de toxinas, ayudando así a controlar tu peso corporal.

3. Mejora tu salud y tu apariencia personal.
El limón tiene muchos beneficios para tu piel, ayuda a limpiar tu sangre. Estimula la producción de nuevas células sanguíneas, al igual que el agua propicia la producción de colágeno, muy beneficioso para la piel.

En fin, tomar esta maravillosa bebida que, además, tiene un sabor agradable, te beneficiará de muchas maneras y, en cualquier caso, no te hará ningún daño, ¡solo pruébalo y verás! Y por su puesto, si tienes alguna duda, siempre es bueno que consultes a tu médico. Comparte esta valiosa información con tus amigos.