Remedio contra las malas hierbas

Siempre me destrozaba las manos con las malas hierbas, hasta que descubrí ESTO… ¡Fácil y duradero!

A todo el mundo le gusta disfrutar de un jardín perfecto, libre de las malas hierbas, su principal enemigo. ¡Y es que no hay nada más placentero que caminar todas las mañanas por un césped suave y atractivo! Sin embargo, para lograrlo hay que trabajar muy duro, dejando, literalmente, las manos en el proceso. Pero, aún así, las susodichas hierbas continúan creciendo…

Podrías pasar tus vacaciones enteras en el jardín, luchando contra malas hierbas, pero eso no es necesario. ¡Qué pasada! conoce algunos recursos naturales para ayudarte a erradicar este problema.

Remedio contra las malas hierbas

  1. Bicarbonato de sodio

    Si te molesta el hecho de que las malas hierbas germinen en las costuras entre las losas de las aceras, y otros lugares similares, la soda es la herramienta ideal. Solo riega esta sustancia en la zona en cuestión, y las odiaba plantas no volverán a crecer ahí.

  2. Sal

    Puedes hacer una solución milagrosa, disolviendo 1 taza de sal en 2 tazas de agua hirviendo. Viértela en los lugares problemáticos, donde suele crecer la maleza. También puedes espolvorear sal sobre las plantas indeseadas, quienes, durante mucho tiempo, no te volverán a molestar. La sal no sólo matará las malas hierbas, sino que, además, se disolverá en las capas superiores del suelo, evitando el crecimiento de los nuevos retoños.

  3. Vinagre

    Vierte la cantidad deseada de vinagre en una botella de spray, y rosea con ella a las malas hierbas, prestando gran atención a sus raíces. Hazlo con mucho cuidado, porque el vinagre tendrá el mismo efecto sobre las plantas que sí deseas conservar.

  4. Vodka

    Mescla 30 ml de vodka, un par de gotas de jabón líquido y dos vasos de agua. Échalo en una botella de spray y pulveriza las malas hierbas, que están expuestas al sol. De esta forma, morirán y no crecerán durante mucho tiempo. A las plantas que crecen en la sombra, esta herramienta no les hace nada.

  5. Tapado

    Tapa la tierra con materiales orgánicos o inorgánicos, y solo deja un espacio para que germinen las plantas que deseas. Las malas hierbas no podrán crecer porque no recibirán la luz del sol.

  6. Herbicida de jabón

    ¿Recuerdas acerca del vinagre y la sal, por separado? Pues bien, mezcla estos dos componentes, y añádele un poco ralladura de jabón de lavar. Riega este preparado sobre las malas hierbas.

  7. Gluten

    Este producto impide el desarrollo de las plantas desde la semilla. Este es un cierto tipo de gluten, que funciona como una herramienta de bloqueo de la germinación. Por lo tanto, el momento más apropiado para usar esta herramienta es en pleno verano, cuando los cultivos ya han crecido, para que no resulte peligroso para las plantas deseadas.

Estas herramientas son muy fáciles de usar, y de encontrar. Si conoces algún otro método eficaz para controlar las malezas, coméntalo con nosotros y con tus amigos en las redes sociales. ¡Todos estaremos encantados de saber acerca de tus experiencias!