Bebé nace por parto loto

Ella se negó a cortar cordón umbilical de su hijo por 5 días… ¡Con esto, concluyó su «experimento»!

Clara Riba, de Queensland, Australia, es una gran partidaria del parto loto. Esta inusual práctica difiere del proceso estándar en que le confiere mayor atención al flujo natural del parto. Por ejemplo, durante el parto loto, la placenta tiene un rol dominante.

El cordón umbilical no se corta, y se espera a que el bebé lo desprenda por sí mismo. Eso, al menos, es lo que dicen los defensores de este tipo de parto natural. Por lo general, la placenta ya deja de ser viable al cabo de dos a siete días.

En el caso del pequeño Lucas, este período concluyó a los cinco días. Clara dio a luz en su casa, y decidió continuar el proceso totalmente al natural. Por eso, ella ordenó que, durante el par de semanas siguientes al nacimiento de su hijo, nadie la molestara.

Cinco días antes de la caída de la placenta, Clara posó con su marido, su hijo recién nacido y su hija de cuatro años. Después, la mujer regresó a la espera del atesorado momento.

Por desgracia, Riba no consideró un aspecto muy importante: ¡Su parto había coincidido con el período más caluroso del año, en Australia!

No es de extrañar que pronto la placenta comenzara a emanar un olor muy desagradable. ¡Un olor que no lograba ser camuflado con nada!

¡Incluso, después de deshacerse de la bolsa con la ropa y demás menesteres usados, y de entregar la placenta, Clara y su marido tuvieron que ventilar la casa más de una vez!

Por supuesto, no todos los padres están dispuestos a dejar el cordón umbilical en el bebé por tantos días. Sin embargo, muchos médicos están en contra del corte temprano del cordón.

Estos expertos dicen que, mientras que la placenta continúe pulsando, esta mantendrá el flujo con el bebé. Sin embargo, este proceso dura sólo de dos a tres horas.

En la práctica, el parto loto tiene sus ventajas y desventajas. No obstante, con nuestro pequeño protagonista no sucedió nada malo, y eso es lo más importante.

En nuestra opinión, la decisión de dar a luz naturalmente, seguido o no de esta práctica, es un asunto privado de cada familia. Y tú, ¿qué opinas sobre el «experimento» de Clara? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y con tus amigos de las redes sociales…