Apellido de la familia real de Gran Bretaña

Conoce cuál es el apellido de la familia real de Gran Bretaña. ¡Pocos lo saben!

Para muchos es muy común esta pregunta: ¿Cuál es el apellido de la familia real? ¿Acaso, existe? De hecho, hay sentido en esta curiosidad. A pesar de que la monarquía británica es conocida en todo el mundo, para muchos, su apellido es un total misterio.

Hoy ¡Qué pasada! quiere revelarte algunos secretos ocultos. El apellido de la familia real, en realidad, los monarcas de Gran Bretaña lo utilizan en muy pocas ocasiones, y he aquí el por qué…

El problema principal es que, a la familia real, simplemente no le es necesario ningún apellido. Todo el mundo sabe quiénes son y qué representan.

Curiosamente, pero hasta 1917, los monarcas todos vivían tranquilamente, usando solo sus nombres propios y los de la dinastía, hasta que a George V se le ocurrió cambiar un poco esta tradición.

Como George era miembro de la antigua familia Sajonia-Coburgo y Gotha, de raíces alemanas, este apellido causaba asociaciones desagradables después de la Primera Guerra Mundial. Por lo tanto, después de pensarlo bien, el rey dejó su elección en la familia Windsor, que proviene del nombre de una de las posesiones de la familia real. Desde entonces, Windsor se convirtió en el apellido oficial para todos los monarcas británicos.

Cuando la reina Isabel II en 1947 se unió en matrimonio con el príncipe de Dinamarca y Grecia, Felipe Mountbatten, entonces, el apellido de toda la familia real se transformó en Mountbatten-Windsor.

También es interesante el hecho de que la Reina de Gran Bretaña no tiene pasaporte, ya que este documento es emitido en nombre de Su Majestad. ¿Y cómo puede emitirse un documento oficial a sí mismo? Para cruzar la frontera, le basta con presentar… cualquier billete con su retrato impreso. Por otra parte, si eres reina, entonces no necesitas tener una licencia de conducción. Pero Isabel II sí la obtuvo en 1945.

Ahora prepárate para unas confusiones más… Ellos no utilizan sus apellidos, pero en algunos casos sí tienen que hacerlo. Por ejemplo, al entrar a la escuela o durante el servicio militar. Pero ellos pueden elegir.

Vale la pena recordar que William y Harry sirvieron en el ejército, usando el apellido Gales, debido a que su padre Carlos es el Príncipe de Gales. Los hijos de la princesa Ana tomaron otro nombre — Phillips, y otra nieta de la reina Isabel (la hija del Príncipe Eduardo) usa el nombre de Windsor pero sin «Mountbatten».

Como podrás darte cuenta, esta cuestión de los apellidos reales en Gran Bretaña es un poco complicada, por lo que, no es extraño que la familia real, tanto en la antigüedad como en la actualidad, siga sin utilizar sus apellidos.

Si esta información te pareció interesante, compártela con tus amigos y conocidos de las redes sociales.