Adivina qué hay en este cuadro

Durante el Renacimiento, cada mujer rica tenía ESTO. ¿Ya adivinaste lo que es?

¡Qué misterios no esconde el pasado! A veces, en la exhibición de algún museo, miras el artefacto y, sin una nota explicativa, jamás adivinarás a qué fue destinada esta pieza. Y el misterio del día de hoy, es justo de esta categoría.

¡Mira la foto de abajo y trata de adivinar lo que representa! Y puesto que, a la primera vista, sigue siendo difícil de identificar el propósito de este objeto, te damos una pequeña pista. Durante el Renacimiento, todas las mujeres soñaban con este artilugio, ya que era algo que solo podían permitirse las señoras ricas. ¿Bueno, y ahora?

Si aun no lo has adivinado, ahí va una segunda pista. Delante de ti — un objeto de calzado. Observa su parte superior, y comprenderás de inmediato de qué se trata.

¡Increíblemente altos! Estos zapatos reflejan la moda de las mujeres en la época del Renacimiento. Estuvieron de moda por primera vez en Venecia a finales del siglo XIV y fueron creados bajo la influencia del calzado sobre la plataforma, muy popular en Asia Central.

Llamamos a este tipo de calzado Chapín, los cuales fueron muy populares en Europa renacentista. Estas curiosas chanclas con suela de corcho y fino forro de cordobán, quedaban sujetas al empeine con dos orejas de cuero o tela, atadas con algún tipo de cordón.

Los chapines no sólo fueron un tributo a la moda sino una necesidad. ¡Era muy común ensuciarse los pies con el aguas residuales, vertidas sobre la acera! Por lo tanto, muchas mujeres, con el fin de no mancharse sus pies, comenzaron a usar chapines.

Muy pronto estos zapatos se convirtieron en un símbolo de belleza y grandeza. Para diferenciarse de sus rivales, las mujeres ricas comenzaron a ordenarlos cada vez más altos. ¡Estos zapatos llegaron al extremo de medir… un metro!

Por supuesto, caminar sola sobre estos zancos era de lo más peligroso, pero a las bellezas del Renacimiento este detalle no les molestaba mucho. Durante el paseo, las damas se hacían acompañar por sus ayudantes, los cuales sujetaban cuidadosamente a sus señoras.

El pico de esta moda le tocó al siglo XV, pero luego su popularidad se desvaneció. Y al comienzo del siglo XVII, finalmente, se olvidaron de ella. Esto tenía su explicación lógica: cuando la moda fue retomada por las cortesanas, las mujeres nobles no tardaron en rechazarla.

Sin embargo, la moda tiende a volver, y en el siglo XX, los zapatos altos volvieron a ganar la popularidad, gracias al diseñador Salvatore Ferragamo. En 1937, por primera vez después de siglos, al público fue presentada la reencarnación de Chapín. Sin embargo, nuevamente, en nuestros tiempos, la moda de estos exóticos zapatos llegó rápidamente a la nada…

¡No cabe duda, qué no hace una mujer para llamar la atención! Si te parecio curiosa esta moda de súper zapatos, entonces cuéntales a tus amigos de las redes sociales sobre este misterio del pasado.