Compartir

Alimento dulce para plantas de interior, por el que te agradecerán magníficamente con lindas flores

En algunos lugares de la calle todavía se pueden ver pequeñas islas verdes, pero la mayoría de las plantas han perdido las hojas, se han encogido y se han preparado para hibernar en el invierno. Las flores caseras también se has puesto tristes, por la misma razón. Estos organismos frágiles requieren atención, incluso si la casa es cálida, aunque prevalezca el sueño estacional. Alimentar flores a casa es ahora más importante que nunca.

© Pixabay

¡Qué pasada! ha hecho una breve lista de acciones que ayudarán a que las flores se sientan fuertes y florezcan a pesar de que haya un invierno crudo fuera de la ventana. El aderezo puede ser diferente y nos gustan las formulaciones hechas de medios naturales o simplemente disponibles. Esto es lo que queremos compartir.

ALIMENTACIÓN DE LAS FLORES CASERAS

Las opiniones son diferentes, muchos creen que solo un abono natural puede brindar a las plantas la fuerza necesaria. No nos comprometemos a discutir sobre este tema, cada uno elige por sí mismo lo que es mejor para su jardín de flores. No obstante, te sugerimos echar un vistazo más de cerca a nuestras recomendaciones. Tal vez algo te resulte útil.

© Pixabay

ALIMENTO PARA LAS FLORES CASERAS

1. Miel

Las plantas son golosas, ¡Sí, sí! La miel es una gran cosa para la nutrición de las plantas, por eso la usamos como tal sin ninguna duda. Disuelve una cucharadita de miel en agua tibia y riega tus flores con esta solución. No debes ser demasiado celoso, basta regarlas regularmente y no olvidar hacerlo. Riega con la misma frecuencia que riegas las flores con agua corriente.

© Pixabay

2. Levadura

La solución de levadura es buena para fortalecer el sistema radicular, generalmente se usa para tratar plántulas o esquejes, cuando se van a plantar en el suelo. Nuestra situación es algo diferente, es necesario que las plantas ya estén maduras para regarlas. Prepara cuidadosamente una solución ligera, a razón de 10 a 20 g de levadura por litro de agua, y riega gradualmente las flores. ¡Una raíz sana es una planta sana!

3. Azúcar

‡агрузка...

El azúcar ni siquiera tiene que estar especialmente disuelto, basta con echarl sobre el suelo y luego verterle con agua corriente. Si aún deseas preparar una solución, toma dos cucharaditas por vaso de agua. Bastará con regar las flores con esta solución una vez a la semana.

© Pixabay

¿CON QUÉ MÁS PUEDES ALIMENTAR?

4. Manzanas

No te sorprendas, las manzanas son un excelente abono natural. Corta un kilogramo de manzanas en trozos pequeños y cúbrelas con cinco litros de agua, déjalas reposar un par de días y ya puedes regar. Las flores de tu hogar te lo agradecerán por siempre.

© Pixabay

5. Leche

Dicen que a todo tipo de helechos les encanta la leche, así que si prefieres estas plantas en particular, prepara la siguiente solución. Disuelve 100 ml de leche en un litro de agua y ya puedes regar. No debes usar constantemente leche para regar, alterna con agua ordinaria. Tres veces agua, una vez una solución de leche.

© Pixabay

6. Cáscara de cebolla

O, más precisamente, una decocción de cebolla. Tal caldo se puede llamar un fertilizante completo, y es del agrado de todas las plantas, sin excepción. Vierte con valentía un puñado o dos de cáscaras de cebolla en agua hirviendo, hierve durante otros cinco minutos y cuela cuando se enfríe. ¡Listo para ser usado! Para la prevención, no solo puedes regar el suelo, sino también rociar la planta. Es recomendable utilizarlo todo y no guardar para otra ocación.

© Depositphotos

7. Papas

El agua que queda después de hervir las patatas también es excelente para la alimentación. En ningún caso debes verter el caldo sin antes disolverlo fuertemente en agua corriente. Tememos que el suelo se acidifique, así que utilízalo con cuidado. También es recomendable colar bien el agua.

© Depositphotos

OTROS FERTILIZANTES

8. Aceite de ricino

Hay muchas reseñas sobre la solución de aceite de ricino que indican que tal alimentación estimula bien la floración. La solución es sencilla de preparar: una cucharadita de aceite por litro de agua, agita bien y ya puedes regar. Es mejor alternar este riego con un riego regular.

9. Ácido bórico

Se cree que el ácido bórico también es un buen estimulante del crecimiento, solo que en este caso es mejor rociar las plantas en lugar de regarlas. Diluye una bolsa de ácido en dos litros de agua, y la solución estará lista. Esta solución se puede utilizar varias veces por temporada y en el momento en que aparecen los primeros botones florales.

10. Jugo de aloe

El jugo de aloe se considera legítimamente un poderoso bioestimulante. Por lo general, las semillas se remojan y germinan en él, pero ¿quién dijo que no deberían regar las plantas adultas también? Disuelve una cucharadita de jugo en un litro de agua, y ya puedes regar. No uses en exceso este método, de lo contrario no será suficiente con aloe.

© Pixabay

Del editor

Alimentar flores caseras no será difícil si estudias este tema en detalle. Después de todo, es muy importante establecer una meta y dedicar un poco de tiempo a cuidar tus flores favoritas. Si vas a organizar un jardín de flores en casa, te será útil leer este artículo sobre qué plantas de interior son las mejores para la felicidad y el bienestar de la familia. ¡Mucha suerte!

© Depositphotos

Asegúrate de escribir en los comentarios qué medios disponibles usas para alimentar las flores y qué efecto observaste de los descritos aquí. A menudo usamos miel y estamos bastante contentos con el resultado. Lo más probable es que nos perdiéramos algo, ¡así que estamos esperando tu consejo! Danos un Me Gusta y comparte este artículo con las amistades de las redes sociales.

Загрузка...