Abuela con el cuerno

Ella lavaba la cabeza de su anciana madre cuando sintió algo extraño entre las manos…

Hace ocho años, en la frente de la anciana Liang Xiuzhen, de la provincia Sichuan, en China, apareció un chichón. Los familiares de ella no le prestaron mucha atención a esta situación, y a la propia Liang no le preocupaba mucho la neoplasia. Sin embargo, con los años, el abultamiento se hacía cada vez más grande. El médico que atendía a la pobre, sólo extendía las manos, sin poder darle respuesta al problema.

Con el tiempo, los vecinos y conocidos comenzaron a llamar a la mujer, en modo de broma, «abuela-unicornio». Sin embargo, dos años más tarde, cuando la hija le lavaba la cabeza, el misterioso cuerno se rompió. No le dio tiempo a la familia celebrar la desaparición de la protuberancia, ésta regresó nuevamente para «adornar» la frente de la desdichada. Solo que ahora el cuerno estaba creciendo a pasos agigantados.

Según los médicos, el abultamiento de 13 centímetros de largo resultó ser un tumor cutaneo benigno, compuesto de queratina. La queratina, como se sabe, es uno de los componentes clave del cabello, las uñas y la piel humana. Por desgracia, ahora el enorme cuerno proporciona a la anciana grandes problemas. Le molesta al dormir, le proporciona dolor y, ocasionalmente, hemorragias.

Por otra parte, los médicos están preocupados de que el tumor pueda convertirse en maligno. La solución sería eliminarlo mediante una cirugía. Sin embargo, tanto los médicos como los familiares, tienen miedo de dar este paso. ¡La salud de la abuela de avanzada edad, es muy frágil, e incluso, una cirugía exitosa podría conducir a consecuencias muy graves!

Como se puede ver, el cuerpo humano está lleno de misterios, ante los cuales hasta los médicos, a menudo, se sienten impotentes. Ahora, la historia de la «vieja dama del unicornio» viaja por el mundo. Los parientes de Liang esperan que alguien de los expertos, familiarizados con el problema de la anciana, pueda encontrar una forma segura de hacer desaparecer la protuberancia.

¿Te quedaste impresionado por la historia? ¡Entonces comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales!