Compartir

Las últimas palabras de la princesa Diana: nuevos detalles del terrible accidente

De no ser por el accidente que se cobró la vida de Diana Frances Spencer, la Reina de Corazones habría cumplido 60 años el 1 de julio. Casi 24 años después, muchos de los detalles del accidente siguen siendo un secreto muy bien guardado. Pero la prensa logró obtener alguna información. Conoce las últimas palabras que salieron de los labios de la princesa y lo que los testigos recuerdan de sus últimas horas de vida.

GettyImages

LAS ÚLTIMAS PALABRAS DE LA PRINCESA DIANA

El 31 de agosto de 1997, la princesa galesa, junto con su amante Dodi Al Fayed y su guardaespaldas Trevor Rees-Jones, chocó a gran velocidad contra un poste en el túnel de Alma, en París. La suerte quiso que el Dr. Frederic Mayes, que circulaba por las cercanías, llamara a una ambulancia e intentara prestar los primeros auxilios a las víctimas.

«Cuando corrí hacia el coche, vi a la mujer más hermosa del planeta. No sangraba ni estaba gravemente herida, pero no podía recuperar la conciencia y respiraba con dificultad. Quería ayudarla a que su respiración volviera a ser normal. Pensé que estaría bien», recordó el médico.

GettyImages

Pronto llegaron al lugar la policía y los bomberos. Al principio decidieron comprobar el estado de Trevor, ya que sus heridas externas parecían mucho más lamentables que las de los demás. Diana, en cambio, se desmayaba y luego recuperaba la conciencia, se movía e incluso podía hablar. A diferencia de su elegido, Dodi Al-Fayed, que ya no daba señales de vida.

‡агрузка...
GettyImages

El bombero Xavier Gourmelon fue quien escuchó las últimas palabras de la princesa: «Ella pronunció: «Dios mío, ¿qué ha pasado?» Le cogí la mano e intenté consolarla. Aparte de la lesión en el hombro, no parecía haber más daños. Pero no se puede ver todo con los ojos».

GettyImages

En un momento dado, el corazón de la princesa dejó de latir. Los médicos reaccionaron rápidamente y empezaron a hacer compresiones torácicas. Casi de inmediato, sus latidos se restablecieron. Todavía había esperanza para su salvación.

GettyImages

Cuando Diana fue llevada al hospital, las radiografías mostraron que tenía una hemorragia interna. Pero era demasiado tarde. Unos minutos después, su corazón dio su último latido. Todos los intentos de resucitar a Diana fueron en vano.

LO QUE MATÓ A LA REINA DE LOS CORAZONES HUMANOS

GettyImages

El médico forense Richard Shepherd concluyó posteriormente que la vida de la princesa fue arrebatada por una lesión casi imperceptible y muy poco frecuente: la rotura de una vena en la cavidad torácica central. «Es extremadamente difícil de identificar, pero incluso si se puede detectar el problema, es aún más difícil de reparar», explicó el médico.

El experto también añadió que Diana podría haber salvado su vida. Si la princesa hubiera utilizado el cinturón de seguridad, se podría haber evitado el desafortunado destino. Pero ni la galesa, ni su amante Dodi, ni el propio conductor llevaban puesto el cinturón de seguridad.

GettyImages

Y sólo el guardaespaldas Trevor, que poco antes de la colisión decidió ponerse el proverbial cinturón de seguridad, sobrevivió como resultado. Sin embargo, debido a las graves lesiones en la cabeza, no recuerda lo que ocurrió el día del accidente.

Загрузка...