Tres husky y un gato son los mejores amigos

Tres husky siberianos se convirtieron en los mejores amigos del gatito, salvado de las garras de la muerte.

¡He aquí otro exitoso ejemplo que refuta el dicho de «vivir como perro y gato»!

Cuando encontraron a la gatita Rosie, la pequeña estaba al borde de la muerte. Tenía solo 3 semanas. Pero Rosie era increíblemente afortunada. Husky Lilo, su mamá adoptiva, la aceptó cual si fuera su propio cachorro. ¡Se llevaron bien desde primer instante!

«Rosie no durmió en toda su primera noche con nosotros, a pesar de que siempre estábamos allí, a su lado», — dice la dueña de Lilo en Instagram. — «Estaba completamente abatida, así que decidimos dejarla acurrucada al lado de Lilo y nos fuimos. ¡Y qué milagro! La gatita comenzó a tomar leche de Lilo, mientras que a su mamá adoptiva ¡se le despertaba el instinto maternal!».

Días después, la pequeña ya abría bien los ojos, y luego más tarde, empezó a dar sus primeros pasos. Y todo este tiempo, encontrándose bajo la supervisión constante de su «mamá» Lilo.

«Lilo nunca ha tenido sus propios cachorros, ni los tendrá.»

«Pero la maternidad — ¡es su vocación!»

Además de Lilo, en la casa viven dos husky siberianos más. ¡Mira estas fotos! No será difícil de adivinar si fueron capaces o no de hacer amistad con un nuevo miembro de la familia — ¡gatita Rosie!

Esta foto ha sobrevolado el Internet. ¡Ahora sí sabemos quién es quién aquí!

Si también te han encantado estas adorables fotos de la amistad entre gato y perros, no dudes en compartir este post con tus amigos y familiares, ¡regálales un lindo día!