Tatuaje que cambia de color, monitorea la salud

¡Un tatuaje que monitorea tu salud cambiando de color, existe! De la fantasía a la realidad, un paso…

Recientemente, los investigadores han creado una nueva tinta de tatuajes que cambia de color, respondiendo a los cambios en el cuerpo, como a los niveles de azúcar en la sangre y de sodio.

Gracias al uso de un liquido con biosensores, en lugar de la tinta tradicional, los científicos pretenden lograr que la superficie de la piel humana se vuelva una «pantalla interactiva». Este novedoso tipo de tecnología ofrece un método revolucionario de monitoreo de la salud humana.

DermalAbyss, este proyecto de colaboración entre investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de la Universidad de Harvard, combina esfuerzos de interfaces de fluido y biotecnología. Recientemente en septiembre, el equipo de investigadores ha presentado su investigación en International Symposium on Wearable Computers.

Hasta el momento, han sido desarrolladas tres tintas distintas que cambian de color en respuesta a cambios en el líquido tisular – el mismo que se ubica entre nuestras células, formando el 16% del peso corporal humano.

La más intrigante de las tres tintas sensoriales, es la que puede medir los niveles de glucosa. El color azul del sensor se cambia a color café, conforme el nivel de azúcar en la sangre se eleva.

Tener un tatuaje de este tipo, capaz de medir el nivel de glucosa, aliviaría la vida a los pacientes diabéticos, que dependen de exámenes de sangre — con una mini aguja durante el día para monitorear sus niveles.

Otra tinta más fue creada, cambiando de rosa a morada, en relación con los niveles de pH, mientras que un tercer sensor detecta el sodio, presentando una tonalidad verdosa bajo la luz UV, en presencia de un exceso de los niveles de sal.

Para ver en detalle las pruebas, puedes ver en el siguiente video cómo éstas fueron realizadas en parches de piel de cerdo, así como un render digital de cómo se vería el tatuaje que cambia de color en un brazo humano.

Aunque por ahora solo se trata de una prueba de concepto, muchos somos los que ya nos imaginamos utilizando este tipo de tatuajes. Antes de que esta tecnología sea aprobada para humanos, aún deberá pasar varias pruebas rigurosas – para evitar reacciones alérgicas o secundarias.

Si encontraste interesante este artículo, asegúrate de compartirlos con tus amigos y allegados en las redes sociales.