Síntomas del cáncer de colon

El cáncer de colon es más común de lo que crees. ¡Estas 5 señales de advertencia podrían salvarte la vida!

El cáncer de colon es un tumor maligno, que suele crecer a partir de las membranas de la mucosa del colon. Esta agresiva enfermedad consta de cuatro etapas, y solo si es detectada en las primeras dos, las probabilidades de recuperación podrían estar garantizadas… ¿Te imaginas?

Según las estadísticas, este es el tercer tipo de cáncer más común, típico, principalmente, de los países desarrollados. Se cree que su principal causa es la mala cultura alimentaria. A muchas personas les gusta comer comida chatarra, carnes y fritos, y a menudo se olvidan de la fruta fresca y los cereales, y esto es una bomba de tiempo para el cáncer de colon.

Entonces, ¿cómo detectar a tiempo el problema? ¡Qué pasada! te invita a conocer sus principales síntomas.

Síntomas del cáncer de colon

  1. Sangrado

    El sangrado puede venir acompañado de hemorroides en forma de racimos, dejando rastros en las heces delgadas.

  2. Dolor

    El dolor suele presentarse en el 60% de los casos, principalmente en la región abdominal, el estómago y el ano. Puede ser de naturaleza diferente: desde cólicos intermitentes hasta un dolor agudo perdurable.

  3. Indigestión

    Problemas digestivos, tales como: estreñimiento, diarrea, heces frecuentes o retrasadas, son una campana de alarma. A menudo, esto se debe a un cambio en la estructura y función de los pólipos en la mucosa intestinal.

  4. Distensión abdominal

    Esta viene acompañada de incontinencia y/o gases, dando la sensación de haber acumulado heces, cuando no es el caso.

  5. Deterioro de la salud    

    Los síntomas generales son muy variados: palidez, anemia, cansancio y debilidad general del cuerpo.

Todos estos síntomas son muy generales, pero fácilmente pueden apuntar a un cáncer de colon. Sólo un diagnóstico completo podrá aclarar tus dudas. Por otra parte, si el cáncer de colon ha sido diagnosticado en tu familia, asegúrate de consultar a tu médico, tan pronto como sea posible. ¡Esto puede marcar la diferencia! Por último, asegúrate de compartir esta útil información con tus amigos y seres queridos…