Sillón-bag con manos propias

En solo una noche, esta hábil costurera hizo realidad su sueño. ¡Mira que le salió!

En 1968, diseñadores italianos Francisco Teodoro, Cesare Paolini y Piero Gatti decidieron desafiar a la industria del mueble, construyendo algo totalmente diferente y novedoso. Tenía que ser algo que no se pareciera en nada a los aburridos sillones y sofás de siempre…

Pues, fue así como se les ocurrió llenar una bolsa hecha de PVC… con agua. La idea innovadora le encantó al productor industrial Aurelio Zanotta. A su vez, el experimentado negociante propuso sustituir la fuerte y fina, pero nada agradable para el cuerpo película por un paño suave, y agua — por el relleno de poliespuma. El resultado final era tan simple e ingenioso, que enseguida se ganó la popularidad.

Es increíble de cuántos nombres puede presumir este singular sillón-bag: bolsa de frijol, silla de pera, asiento sin marco, sillón puff, cojín con relleno, tumbona… Su esencia sigue siendo la misma — ofrecer comodidad. ¡Pues, con las detalladas instrucciones de ¡Qué pasada!, podrás obtener fácilmente una maravilla de esas, cosiéndola tú mismo!

Sillón-bolsa con manos propias
La tecnología de fabricación de la silla sin marco es bastante simple, la puede utilizar cualquier persona que sepa manejar una aguja.

Necesitarás

  • 2,5 x 1,4 m de tela — para la funda interior (lo suficientemente fuerte y elastizada)
  • 2,5 x 1,4 m de tela — para la cubierta exterior (algodón grueso, terciopelo, tapicería de mueble, cuero artificial)
  • 200-300 litros de poliestireno (relleno de espuma de poliestireno en forma de perlas)
  • 1 cremallera de 50 cm para la funda interior
  • 1 cremallera 100 cm para la cubierta exterior
  • hilo fuerte
  • papel para construir un patrón (servirá papel pintado viejo o periódico)
  • 2 velcros de 10 cm de largo (tiras adheribles para garantizar unión entre las cubiertas)

Progreso de trabajo

1. Construye el patrón. Un asiento sin marco estándar está conformado por seis cuñas, 2 circulares o hexagonales partes (la superior es más grande que la inferior) y el mango. La vista de la silla no cambiará significativamente, sea el fondo circular o hexagonal.

2. Lleva el patrón a la tela y recorta todas las piezas, no olvides dejar el espacio adicional por los bordes (1-1,5 cm) – para la costura.

3. Comienza primeramente por la funda interior, uniendo las cuñas. En la última cuña, cose la cremallera más corta.

4. Cose el fondo. Para la comodidad, fíjalo a las cuñas con unos pasadores.

5. Del mismo modo, cose la cubierta exterior. Por dentro, cose dos piezas de velcro, y por afuera — el mango. Es muy fácil hacerla: corta un rectángulo de tela, dóblalo por la mitad, con el revés para fuera. Haz una costura a lo largo del borde y víralo.

6. Cuando ambas cubiertas estén listas, puedes llenar la bolsa de espuma de poliestireno. Es un momento crucial, ya que las pequeñas bolas suelen desmoronarse, se adhieren a todas las superficies, ¡y es extremadamente difícil recogerlas!

En la apertura con cremallera, inserta el cuello de una botella de plástico recortada (algo así como un embudo), y poco a poco, rellena la bolsa a 2/3 de su volumen. También es posible hacer embudo de papel. Tras llenar la bolsa, cerra la cremallera.

7. Coloca la cubierta exterior, conecta el velcro. ¡Cierra la cremallera y disfruta de una maravillosa silla, hecha con tus propias manos!

¡La comodidad y la relajación, dos en uno! No hay nada mejor para la espalda y la cintura, y para acomodar a una embarazada – sería simplemente invaluable. Sin embargo, recuerda — con el tiempo, habrá que añadir un poco más de relleno, para mantener la forma de la silla.

Inspira a tus amigos y allegados, a coser un asiento sin marco, ¡comparte con ellos este artículo!