Compartir

¿Qué cosas no hay en el armario de una mujer que se respeta a sí misma?

Cada mujer tiene un enfoque diferente sobre cómo organizar su guardarropa. Tomamos muchos hábitos desde la infancia, sin siquiera pensar, porque nuestras madres y abuelas lo hacían así. Sin embargo, estos enfoques no siempre nos benefician. A veces, la ropa innecesaria ensucia nuestra conciencia durante años y no nos permite sentir ligereza y libertad.

ROPA NO DESEADA

Cosas que no encajan en tamaño, estilo, color

Una mujer que se respeta a sí misma no guardará ropa en el armario que no quiera usar. Si algo es demasiado pequeño o grande, entonces no tiene sentido esperar la mítica pérdida de peso u otro embarazo con la esperanza de que estas cosas vuelvan a funcionar.

Es muy posible que cuando llegue el momento, te des cuenta de que estas prendas están desactualizadas y ya no van contigo. Entonces, ¿para qué guardarlas todos estos años? Contéstate honestamente si las usarás pronto. Si la respuesta es no, y comprendes que nunca has usado estos pantalones o una blusa durante el año pasado, entonces siéntate libre de deshacerte de ello.

© Depositphotos

No recomendamos guardar la ropa durante años con la esperanza de perder peso. Esto está plagado de consecuencias negativas para la psique. Ámate a ti misma de esta manera y elige la ropa adecuada para tu forma actual. Para una mujer que realmente se respeta a sí misma, no tiene sentido perseguir la figura de una niña de 16 años.

Es hora de crecer y aprender a abrazar tu feminidad. Esto significa tener muslos regordetes, estrías y un rollo de grasa en la barriga. ¡Esto es normal! Y si no te gusta, haz deporte y come bien. Pero atormentarte con ropa demasiado grande, que cuelga en el armario y causa sentimientos de culpa. es una falta de respeto hacia ti misma.

© Depositphotos

Cosas gastadas

‡агрузка...

Todos tenemos esa ropa favorita que nos es muy querida y cómoda. Esa que con los años ha perdido su presentación, y que cada vez usamos menos, pero nos resistimos a tirar. La nostalgia aplasta.

Los recuerdos positivos siempre son buenos. Las excepciones ocurren cuando una persona se aferra convulsivamente al pasado y no quiere dejarlo ir. Los zapatos pisoteados y un suéter gastado con pelusas que no se pueden quitar, necesitan ser sacados de la casa de manera segura.

© Depositphotos

Ropa incómoda

Si estos pantalones te sacuden, ese suéter te quema, ese sostén roza o esa falda se sube constantemente, entonces no tiene sentido aguantarlos. La ropa debe servirnos a nosotros, no nosotros a ella. Sufrir de dolor o malestar todos los días es increíblemente estúpido. Una mujer que se ama a sí misma no usará tales cosas.

© Depositphotos

Cosas que son demasiado caras o demasiado baratas

Una dama respetada no comerá trigo sarraceno durante meses para comprarse una bolsa cara. Este es el colmo de la falta de respeto hacia sí misma. Después de todo, es más prudente cuidar la salud que crear la ilusión de riqueza para los demás.

Lo mismo ocurre con el otro extremo: regularmente pasas muchas horas buscando las cosas más baratas. Por supuesto, a nadie le gusta comprar ropa cara si se puede encontrar un precio mejor. Sin embargo, a veces se necesita mucho tiempo y esfuerzo que podrías gastar de manera rentable.

© Depositphotos

Cosas donadas

A veces aceptamos un regalo de ropa con una sonrisa en nuestro rostro y el pensamiento en nuestra cabeza de que nunca la usaremos en nuestra vida. Pero todavía lo guardamos con cuidado en nuestro armario, porque es un inconveniente para dar o donar. De repente ofenderemos a la persona.

De esta manera, al preocuparnos constantemente por los sentimientos de los demás, descuidamos nuestra propia comodidad. El sentimentalismo no debería desordenar tus cosas.

© Depositphotos

Compras espontáneas fallidas

A veces, puedes comprar accidentalmente algo increíble que te servirá fielmente durante años. Sin embargo, este no es siempre el caso. Aquí tenemos una cosa que nunca nos gustó, pero la mano no se levanta para sacarla de la casa, porque pagamos dinero por ella, así que tal vez más tarde decidamos ponérnosla… Es una pena, después de todo.

Este es otro autoengaño que debes aprender a reconocer a tiempo. Si eres propensa a las compras espontáneas, no cortes las etiquetas la primera noche. Pruébalo de nuevo mañana. Es posible que desees devolverla luego.

© Depositphotos

Te aconsejamos que te observes un poco a ti misma y a tus hábitos. Quizás recuerdes que no has hecho una revisión general de todas las cosas durante mucho tiempo. Es probable que haya ropa innecesaria al acecho en tu armario.

¿Te ha gustado lo leído en este artículo? ¡Escríbenos en los comentarios si compartes nuestra opinión y cómo haces para deshacerte de lo innecesario. Danos un Me Gusta y asegúrate de compartir el artículo con tus amigos.

Загрузка...