Reglas para vivir una vida plena

8 reglas de oro para alcanzar la felicidad: No gastes tu tiempo y energía en persona a quién no le importas.

La vida es una sola, y tu misión principal en ella consiste en vivirla a plenitud y ser feliz. Aprende a definir tus propias reglas básicas, y lo que es más importante para ti. Andrey Kurpátov, un reconocido psicoterapeuta y escritor de múltiples publicaciones activas, elaboró una lista de reglas para la vida, que sin duda te interesará conocer.

¡Qué pasada! te propone echarles un vistazo, porque tal vez te puedan ser de utilidad en tu propia vida.

1. Nunca cargues en los hombros de otra persona la responsabilidad de lo que sucede en tu vida.
La tentación es grande, pero no te dejes caer. Solo cuando aceptas por dentro, «soy el autor de mis fracasos y el creador de mis logros», te vuelves más fuerte.

2. Acepta el hecho de que el pasado ya no puede ser cambiado, ha terminado.
Dominamos solo nuestro futuro que depende de lo que hacemos ahora, en cada instante concreto. No esperes a que el futuro te sonría, haz lo suficiente para que el futuro no pueda no sonreírte.

3. Deshazte de la ilusión de que puedes cambiar a otras personas.
Inconscientemente, todos caemos en este error, y como resultado, sufrimos, al final, viendo nuestros sueños truncados. A la gente solo la cambian las circunstancias, todo lo demás es puro engaño de la percepción. Permite que sean diferentes, y en algún momento, incluso, empezarás a disfrutar de ello.

4. Los que nos rodean, nos necesitan fuertes.
A nadie le importamos débiles, cansados, sufriendo e infelices, pensando que alguien va a venir a construir nuestra felicidad. Si los demás te hacen creer lo contrario, te engañan. Esto pudiera funcionar por un tiempo, pero tarde o temprano llegará la hora límite de la paciencia. Así que no te dejes engañar.

Acepta, en sentido estricto, esta regla: respira, anímate, levántate y sigue adelante con tu vida, construye tú mismo tu propia felicidad, a pesar de todo y todos.

5. Todas nuestras acciones tendrán consecuencias.
Cuando elegimos lo que vamos a hacer, a menudo, no pensamos en los resultados de nuestra acción. Antes de hacer alguna tontería, piensa también en sus consecuencias. Entonces, así, habrán menos tonterías en tu vida.

6. No vivas así, como si fueras a vivir eternamente.
Cada uno de nosotros morirá algún día. Es inevitable y es un hecho científico. Pero solo tú eliges si vas a sufrir esto, o bien harás un esfuerzo y dejarás el tema a un lado. El secreto está en encontrar el balance entre vivir cual si fueras a vivir eternamente, y vivir, cual si fueras a morir mañana. Si entiendes esto, encontrarás tu propia receta de la felicidad.

7. Haz lo que consideres importante para ti.
Si te haces la pregunta sobre el sentido de la vida, lo más probable es que te encuentres en medio de una depresión momentánea. Lo que importa no es el «sentido de la vida» en particular, sino la sensación de que tu vida tiene sentido. Haz recuento de todo lo que consideras importante para ti. Recuérdatelo a ti mismo a cada rato. Enfócate en lo que sientes importante y lucha por ello, y el éxito inevitablemente te alcanzará a ti.

8. No pierdas tu tiempo y energía en aquella persona a quién no le importas nada o, peor aún, que no te quiere.
Regala tu preciosa energía a las personas que te la devuelven con creces. No lo dudes, en este mundo hay muchos seres con los cuales tu vida será un puro disfrute y alegría. Si sientes que tu tiempo y energía son malgastados en vano, ten el valor de cambiar esto, cambia tu vida, ábrete a nuevas oportunidades.

Aprende conocerte a ti mismo, imponte desafíos y metas a cumplir. Sé tú mismo, trata a las demás personas como deseas ser tratado… pero sobre todo, vive tu vida de modo que, al llegar la noche, tu conciencia te permita descansar tranquilamente… ¡Esa es la mejor manera de vivir!

Comparte con tus amigos este importante mensaje. ¡La felicidad no tiene por qué ser una utopía!