Pulgas marinas muerden los pies de un chico

Este chico remojó sus pies en el mar. Poco después, los mismos se cubrieron de sangre… ¡Impactante!

La gente suele bromear con que en Australia todo es peligroso para los seres humanos, desde su cambiante clima hasta sus animales venenosos. Recientemente, en Melbourne, la segunda ciudad más grande de este país, ocurrió un extraordinario incidente. Después de un estresante partido de fútbol, Sam Kanizai, de 16 años, decidió enfriarse los pies en el océano.
Después de media hora en el agua, el chico sintió una sensación de hormigueo en sus piernas, y notó que sus miembros inferiores estaban entumecidos. Al mirar hacia abajo, el joven atleta quedó horrorizado. Te advierto de antemano: ¡Algunas imágenes son realmente impactantes!

El muchacho vio que sus pies estaban cubiertos de sangre. Sam inmediatamente pensó: «Me habré cortado accidentalmente con una piedra afilada, no hay otra explicación». Por desgracia, sí la había. Su hipótesis se derrumbó, al notar que las pequeñas, pero profundas, heridas cubrían uniformemente sus tobillos y pies, y no paraban de sangrar. ¡El joven futbolista nunca imaginaría que estaba vivo de milagro!

Sam corrió a la casa de su padre, Jarod, quien lavó las heridas, pero el sangramiento no se detuvo. Sospechando lo peor, Jarod llevó a su hijo al hospital. El incidente desconcertó, incluso, a los médicos más experimentados, quienes se plantearon más de una docena de hipótesis. Sam estaba mejor, pero su sangrado se detuvo completamente solo un día después de la hospitalización.

Mientras los médicos estabilizaban al joven, el preocupado padre fue a la playa donde ocurrió el incidente. El hombre tomó un pedazo de carne cruda y una red, y lo lanzó al agua. Poco después, atrapó a los causantes de las heridas de su hijo: un montón de pequeñas criaturas, similares a un cruce entre ácaros y camarones.

En el caso se involucraron especialistas en el campo de la toxicología y la biología marina. La mayoría de ellos cree que el joven fue atacado por las pulgas marinas. Por lo general, las presas de estos crustáceos son los peces muertos, y se cree que no son peligrosas para las personas. ¡Sin embargo, las piernas de Sam dan testimonio de lo contrario!

Es probable que estos habitantes marinos se hayan aprovechado de las heridas existentes en el cuerpo del chico. También es posible que el joven estuviera cerca de un pez muerto. Sin embargo, hasta ahora no todos los expertos están seguros de que Sam fuera atacado por pulgas marinas. Los científicos aún no han llegado a una conclusión. Entretanto, las autoridades recomendaron a las personas que se abstuvieran de nadar en el mar por la noche, protegiéndolas de otro suceso como este.

No obstante, las pulgas marinas son los primeros sospechosos en el caso. Estos crustáceos anfípodos realmente pueden morder dolorosamente, e incluso penetrar en la piel humana, para poner huevos allí. Aunque, normalmente, estos ataques no tienen lugar.

Los médicos dicen que lo más probable es que Sam haya permanecido mucho tiempo en el mismo lugar. Además, el adormecimiento de sus extremidades fue causado por el agua fría, y ahí los habitantes marinos se aprovecharon de la situación. A continuación, puedes observar cómo otras pulgas marinas, capturadas en la playa donde el chico se lesionó, se alimentan con carne.

Los expertos dicen que no hay necesidad de preocuparse. Según ellos, este caso es simplemente una casualidad desafortunada. No obstante, los vacacionistas deben tener cuidado, porque las pulgas marinas viven en muchos lugares del mundo, independientemente del clima.

¿Qué piensas de este desdichado incidente? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y el enlace con tus amigos…