Propiedades y beneficios de la granada

¿Te gusta el jugo de granada? ¡Súmala a tu menú, y tu salud quedará 100% protegida!

La granada es una sabrosa fruta, muy beneficiosa para la salud, ya que aporta muchos nutrientes y vitaminas, esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Además, sus propiedades antioxidantes hacen de ella una excelente arma en la lucha de diferentes enfermedades, como la artritis y los trastornos del colesterol.

Marisa Moore, de la Academia de Nutrición y Dieta, de Atlanta, GA., asegura que: «Las granadas son conocidas por su alto contenido en polifenoles», por lo que su consumo asegura las reservas de potasio, calcio, magnesio y vitamina C.

¡Qué pasada! te invita a conocer algunos de sus beneficios. ¡Anímate a probarla, te encantará!

Estimula el sistema inmunológico.
El zumo de granada es perfecto para el organismo, pues concentra todos los nutrientes de las semillas de la fruta. «La actividad antioxidante del zumo de granada puede ser tres veces mayor que la del té verde y la del vino tinto», explicó la especialista.

Esta fruta contiene tres tipos de antioxidantes: las antocianinas, el ácido elágico y los taninos, lo que explica por qué el vino tinto de granada es tan saludable. Los antioxidantes son esenciales para la salud del cuerpo, ya que intervienen en los procesos del sistema inmunológico, y disminuyen la inflamación, sin contar sus efectos neutralizantes de los radicales libres.

Disminuye la hipertensión arterial.
Esta fruta es considerada la medicina comestible ideal para el estrés. Estudios científicos han demostrado que la granada es capaz de disminuir y estabilizar la presión arterial sistólica, a la vez que mantiene las vías sanguíneas (arterias y venas) libres de placas, reduciendo así el riesgo de padecer enfermedades como la ateroesclerosis.

Disminuye el colesterol.
Un estudio realizado en el Laboratorio de Investigación de Lípidos, de las Ciencias Médicas de Israel, analizó algunos de los efectos de esta fruta sobre el sistema cardiovascular, encontrando que la misma era capaz de disminuir considerablemente los niveles de colesterol, y todo gracias a los polifenoles antioxidantes.

Disminuye la inflamación.
Como ya mencionamos anteriormente, la granada es capaz de disminuir los efectos de los procesos inflamatorios, lo que la hace ideal para aliviar los dolorosos síntomas de la artritis reumatoide y la osteoartritis. De acuerdo a los resultados de algunos estudios, el extracto de granada no solo alivia el dolor y reduce la inflamación, sino que, también, ayuda a combatir la degradación del cartílago.

Un arma secreta contra el cáncer.
Se ha demostrado que el jugo de granada es capaz de inhibir el crecimiento descontrolado de las células cancerígenas, e incluso, que es capaz de darles un «empujón extra», rumbo a la apoptosis, o muerte celular programada.

Una investigación de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de Taiwán, demostró que el jugo de granada consiguió frenar la proliferación de una célula de cáncer de próstata. Resultados similares se obtuvieron con respecto al cáncer de mama.

¿Qué te parece esta información? ¿Te animas a sumar esta deliciosa fruta a tu menú? No lo dudes, tu salud te lo agradecerá, así como tus amigos, si compartes este artículo con ellos… ¡Aprovechemos todos este maravilloso regalo de la naturaleza!