Por qué no es bueno retratarse con memoriales de fondo

A primera vista, es una foto común y corriente. Pero mira de cerca el fondo… ¡Escalofriante!

El Memorial al Holocausto en Berlín es visitado por cerca de 10.000 personas a diario. Sin embargo, para muchos, es solo una atracción más de la ciudad. Pocas personas piensan acerca de los terribles acontecimientos, que han sido la razón de edificación de este imponente monumento.

Hoy día, cientos de turistas llegan aquí para hacerse tontas selfies, y los ciclistas y los patinadores, a menudo, realizan acrobacias… ¡directamente sobre las losas de hormigón del monumento! Para mostrarle al mundo esta descomunal blasfemia, el artista israelí Shahak Shapira recopiló en las redes sociales atroces y ridículas imágenes, tomadas cerca del monumento a los héroes, y… las «trasladó al pasado», a los antecedentes históricos.

Ahora la selfie no parece tan graciosa…

¡Cuánta tristeza en sus ojos!

¡Van por buen camino, compañeros!

¿Qué es esto, una crucifixión?

El jefe del campo de concentración.

Estoy tomando el sol…

¡Verdad que somos cool!

¡Soy una estrella!

¿Y por qué no hacer un circo aquí?

¡Un saludito para mi madre!

¿Qué le pasaba por la cabeza?

¿Saltamos sobre los judios muertos, verdad?

Por desgracia, la estúpida moda de fotografiarse con el telón de fondo de monumentos de guerra tiene lugar en muchos países. Este proyecto ha sido un esfuerzo descomunal de llamarle atención a la comunidad mundial. Si estás de acuerdo con este llamado de Shahak Shapira, comparte con tus amigos este importante artículo. Seguramente, a muchos se les perderá el deseo de hacerse selfie con los memoriales de fondo.