Por qué no es buena idea comprar un vestido de fiesta en línea

Vestidos de fiesta, en línea: ¡Expectativa vs. Realidad!

Todas las chicas esperan ansiosas la hora del Prom, la legendaria fiesta de graduación de la secundaria. Cuando se acerca el fin de curso, es común ver las tiendas y mercados llenos de estudiantes, locas en busca del vestido perfecto.

Otras, por el contrario, queriendo ahorrarse el dinero y la salida, prefieren correr el riesgo de comprar ropa de tiendas en línea. Pero, chicas, esta es un arma de doble filo…

He aquí algunos ejemplos de lo que sucede cuando te pasan «gato por liebre».

Esto no irá muy lejos. Pero tiene que ir…

Esto no es lo que se veía en la imagen.

Yo quería lucir atractiva, pero resulté ser una nube de tormenta…

Esmeralda, no es lo mismo…

¡Los chinos son simplemente geniales!

Incluso si había pecho, con este vestido no se va a ver…

Vestido que subraya claramente sus ventajas…

¡Cenicienta por derecho! El camisón…

Y recuerda, Cenicienta, exactamente a las 12 de la noche, la magia desaparece…

Una curiosa variante…

¿Y qué tal este corte?

Parecen cortinas cocidas…

¿Qué dices? ¿Talla única?

Ahora todo es caro, así que me voy de tul…

No se ve tan espectacular como en la primera foto.

Creo que tengo una buena visión… ¿El mismo color?

Una vez más tul…

¡No viene al caso!

Entonces ¿por qué lo hacen, para engañar?

Ejemplo de cuando un vestido horrible estropea una figura perfecta.

Pues, aquí no se puede culpar a los fabricantes…

No es tan malo…

Muy al estilo de las princesas del siglo pasado.

Y, ¿Qué tal esto? ¿No te recuerda a algo un poco más subversivo?

Ojalá esta colección de fotografías sirva como advertencia para todos aquellos que planean pedir un vestido para el baile, en línea. Esta es una ocasión única y especial… ¡Mejor prevenir las sorpresas amargas, ¿no crees?! Comparte este artículo con tus amigos y amigas, para que sepan que no todo es (y luce) como parece.