Perra lazarillo salva a su amiga ciega

Una «Gran Danés» ciega y su perra lazarillo: una conmovedora historia.

La solidaridad no es una cualidad única de los humanos… los animales también la comparten. La historia de Lily, una hermosa «Gran Danés» blanca, es un ejemplo de ello. Esta noble perrita quedó ciega, luego de ser sometida a una operación donde hubo que extirparle sus ojos, para salvarla de una terrible enfermedad. Los médicos veterinarios no creían que lograra sobrevivir, incluso recomendaron sacrificarla, para evitarle un sufrimiento inevitable que le dificultaría llevar a cabo las actividades más simples que hacen feliz a un perro. Sin embargo, aún quedaba una última esperanza… y todos se aferraron a ella. Maddison, una dulce perrita «Gran Danés» manchada, se convirtió en el lazarillo y mejor amiga de Lily.

Quepasada.cc te propone conocer esta conmovedora historia canina, ¡un verdadero canto a la amistad entrañable y solidaria!

Estas perritas viven en la localidad de Shropshire, Reino Unido. La capacidad intuitiva de Maddison le hizo comprender que Lily necesitaba de su ayuda, por lo que enseguida comenzó a guiarla con paciencia a donde quiera que fueran.

Maddison salvó la vida de Lily mejorando considerablemente su salud, aumentando su confianza, vitalidad y permitiéndole tener una vida normal. Ambas perras corren y juegan por el prado tal como lo hacen las mejores amigas.

Te preguntarás ¿cómo se las arregla Maddison para interpretar su papel de lazarillo? Ella sólo roza suavemente el cuerpo de Lily para indicarle en qué dirección debe moverse. Lily comprende este lenguaje y se desenvuelve perfectamente, tanto en la casa de sus dueños como en el prado.

Las dos perras siempre permanecen unidas, guiadas por una correa especial que les permite conservar su espacio personal, sin perder el contacto. Desde muy joven, Maddison fue entrenada en su rol de lazarillo, demostrando que no necesita órdenes o instrucciones complejas para saber cómo hacer su trabajo. Ella comprende las necesidades de su amiga Lily y la guía de la pata por el mundo.

Actualmente, ambas perritas comparten juntas una tranquila vejez. Esta «Gran Danés» blanca logró vencer todos los malos pronósticos de los veterinarios y ha vivido una larga y feliz existencia junto a sus amos y su inseparable mejor amiga.

Sin duda, esta es una maravillosa y conmovedora historia que convida a nuestro mundo realzar y expandir las bellas cualidades que caracterizan a la especie humana, y que hoy son reflejadas en esta perrita. El vínculo que une a Maddison y Lili demuestra que el amor, unido a la confianza, es capaz de vencer cualquier obstáculo, desgracia o enfermedad y, sobre todo, darle alegría a la vida de todo ser vivo.

Comparte esta emocionante historia con tus amigos, para que conozcan como una perrita ha salvado la vida de su amiga, actuando como su entrañable lazarillo.