Parto poco común

¡Cuando los médicos estaban en medio de una cesárea, les esperaba una sorpresa increíble!

Desde la antigüedad ha llegado hacia nosotros la creencia de que el pequeño, nacido «en camisa», con seguridad, crecerá siendo un hombre afortunado. La explicación para ello es muy simple. En los viejos tiempos, cuando la medicina no estaba tan desarrollada ni era tan buena como lo es ahora, el bebé nacido de este modo, realmente tenía mucha suerte de haber sobrevivido.

Las circunstancias que rodean el nacimiento «en camisa», no pueden ser llamados favorables para el bebé o la madre. Si el pequeño nace en un saco amniótico intacto, el proceso del parto se vuelve más complejo. En tales condiciones, las contracciones del útero son más difíciles de lo normal, lo que en veces aumenta el riesgo de lesiones para el niño.

Además, la persona que atiende el parto, debe procurar de retirar los restos del saco de la cara del bebé tan pronto como sea posible, para que éste pueda respirar sin problemas. Afortunadamente, hoy en día, bajo la supervisión de profesionales, el proceso pasa sin complicaciones.

Hoy ¡Qué pasada! les ha traído el sorprendente nacimiento «en camisa», realizado por cesárea. Estas imágenes son tan poco comunes, incluso, para los médicos más experimentados: ¡la posibilidad de tal nacimiento es de uno cada 80.000!

Con suerte, este bebé será en verdad muy afortunado en la vida. Todos y cada uno de los partos son una fuente de milagro y misterio, ¡y en este caso, es una maravilla de maravillas!

¿Encontraste interesante este video? ¡Muéstraselo a tus amigos y familiares!