Para qué congelar los limones

Ella congeló los limones… ¡El resultado fue asombroso!

Nadie pondrá en duda que el limón es una fruta increíblemente útil para los seres humanos. ¡Tal vez te sorprenda, pero la parte más valiosa de limón – es la cáscara! La cáscara de los cítricos contiene 10 veces más vitamina C que el propio jugo. Por no mencionar el aceite esencial que mata las bacterias dañinas, cura la inflamación y el dolor de cabeza.


 
La cáscara de limón — es un producto muy útil, incluso en el hogar. Y el método más cómodo para aprovechar las propiedades beneficiosas de la cáscara es descascarar adecuadamente al limón, congelándolo.

El uso de limón congelado
Para disfrutar por completo los beneficios de los limones, colócalos por algún tiempo en el congelador. Esto facilitará el proceso de ralladura de limón, obteniendo por separado la cáscara y la pulpa. La masa resultante puede ser añadida a cualquier alimento o bebida. El limón congelado adiciona a la comida sabor cítrico único, a la vez, mejora tu salud.


 
Cómo utilizar la cáscara
La cáscara de limón también se puede utilizar seca, moliéndola en una licuadora hasta hacerla polvo. Añade la ralladura de limón en polvo a su té, pastas y ensaladas. Mezcla el polvo de limón con azúcar, y obtendrás el azúcar de limón, de sabor incomparable.

Para mejorar la digestión, mastica la cáscara de limón. También ayuda con el dolor en la garganta. La ralladura de limón, como un suplemento dietético, te ayudará a aumentar la inmunidad y protegerá contra resfriados. La cáscara de limón promueve también la pérdida de peso, debido al contenido de pectina. Esta sustancia reduce la absorción de azúcar y disminuye la ansiedad.

Pero no olvides, el limón debe ser bien lavado antes de usarse. ¡Cuéntanos tus experiencias sobre el uso del limón y no olvides compartir este post con tus amigos!